Restaurados dos murillos "esenciales" para el Retablo del Convento de Capuchinos

  • Los visitantes podrán contemplar las piezas "de cerca" durante el fin de semana antes de que sean ubicadas en su escenario definitivo el próximo lunes

El Museo de Bellas Artes de Sevilla ha culminado la restauración de dos obras del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, piezas "esenciales" dentro del proyecto de recreación del Retablo del Convento de Capuchinos --espacio que constituyó su ubicación original-- que se inaugurará el próximo viernes, 25 de abril, en la sala principal del centro artístico.

Según explicó hoy en la presentación de las obras restauradas el delegado en funciones de Cultura de la Junta de Andalucía en Sevilla, Bernardo Bueno, se trata de los lienzos 'San José con el niño' y 'San Juan Bautista', dos piezas "de un valor incalculable y pertenecientes a la época de plenitud artística" del pintor, entre los años 1665 y 1669.

El proceso, que ha durado aproximadamente un año, ha consistido en un tratamiento de limpieza integral de los cuadros, incluyendo el desmontaje y sustitución de los bastidores no originales, "que se encontraban en un estado lamentable"; la eliminación del antiguo y nuevo forrado de la obra, la consolidación y fijación de las capas de reparación y policromía así como la limpieza de los estratos superficiales de la capa pictórica, según explicó una de las restauradoras, Mercedes Vega Toro.

La especialista, que acometió las tareas de la obra 'San Juan Bautista', explicó que este último proceso ha permitido "apreciar multitud de detalles ocultos por la opacidad y la oscuridad de los barnices estropeados por el tiempo". Así, la retirada de capas barnizales oxidadas además de estucos y repintes antiguos ha dejado a la luz aspectos "maravillosos de la calidad artística del pintor", precisó.

La restauración de las obras fue precedida por una fase de "diagnóstico" con objeto de determinar el estado de conservación de las mismas y que incluyeron sendos estudios, histórico-artístico así como de la estructura del tejido e identificación de fibras, además de un análisis químico y estratigráfico del lienzo.

Esta investigación previa arrojó que las obras se hallaban en un "buen estado de conservación, dentro de lo que cabe, debido a la buena conservación y las condiciones de climatización del museo", según explicó Fuensanta de la Paz Calatrava, encargada de las tareas del lienzo 'San José con el niño'. Requerían, por tanto, "arreglos propios de la degradación que los cuadros, materia viva, padecen con el paso del tiempo", apostilló.

LA CIENCIA AL SERVICIO DEL ARTE.

La reconstrucción de las piezas artísticas ha supuesto el "apoyo de la ciencia a la disposición del arte", explicó Calatrava. Así, se han aplicado técnicas como el análisis de pigmentos o el estudio radiográfico que han permitido, además de culminar las labores, "lograr una aproximación con todo detalle del proceso que enfrentó Murillo cuando elaboraba los cuadros", entre ellos, "los momentos de arrepentimiento y rectificación del pintor".

Las obras presentadas hoy se enmarcan en el proyecto que la institución artística desarrolla para reconstruir el espacio donde fueron ubicadas originalmente, el Retablo del Convento de los Capuchinos, antes de integrar la colección museística en 1840.

Este escenario original incluía además obras del pintor Joaquín Sorolla, que ya se encuentran restauradas y colocadas en el próximo escenario, localizado en la sala número cinco del museo y que se inaugurará el próximo día 25 de abril, según explicó el director del centro, Antonio Álvarez.

Mientras, las piezas de Murillo permanecerán en la sala número dos del centro, donde los visitantes podrán contemplar "de cerca" el resultado de las tareas concluidas. El próximo lunes serán finalmente alzadas, por tiempo indeterminado, hasta el retablo recreado, que, según manifestó Álvarez, "se encuentra demasiado alto para apreciar los detalles de las obras". 

El departamento de Conservación e Investigación del Museo, regido por Valme Muñoz, continuará dentro de unos meses con la restauración de la obra de Murillo 'La Virgen de la Servilleta', que también forma parte del retablo original y que ocupará su lugar en este escenario para la inauguración "a la espera de que se le eche mano".

Con todas ellas, el organismo artístico posee "casi la totalidad de la serie de Esteban Murillo diseñada para el Convento de Capuchinos", con la excepción de la obra principal que, según precisó el director de la entidad, "se encuentra en las salas de Colonia --Alemania-- como un regalo a su restaurador en el siglo XIX". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios