Reunión en la cumbre del joven flamenco

  • Rocío Márquez, Antonio Reyes y Dani de Morón comparten hoy escenario en los Encuentros de Mairena del Aljarafe

La Hacienda Porzuna acoge esta noche una nueva cita de los Encuentros Flamencos de Mairena del Aljarafe, a cuyo escenario subirán tres de las jóvenes figuras más brillantes de los últimos tiempos, los cantaores Rocío Márquez y Antonio Reyes y el guitarrista Dani de Morón. "Me inspiran mucho, para mí es una doble motivación porque, por un lado, me dan más ganas de cantar aún, y por el otro es un placer contemplar desde tan cerca a dos artistas a los que admiro tanto", dice Márquez, que prefiere no adelantar muchos detalles de lo que ocurrirá a partir de las 21:30 precisamente, dice, porque los tres quieren dejarse llevar un poco "por el ambiente" para "tirar para un sitio u otro".

"Hemos preparado bastantes cosas para hacer algo variado. Seguramente yo cantaré seguiriyas, caracoles, granaínas, romances y tal vez también peteneras, pero ya digo, la idea es salir al escenario abiertos a que pasen cosas, dejando espacio para la intuición y la temperatura del momento", explica la artista onubense. Márquez y Reyes cantarán por separado, pero también reservarán una parte de la actuación para compartir el escenario. "De Antonio qué voy a decir: que lo admiro muchísimo, como lo admiramos todos los cantaores. Llevo un tiempo muy enganchada a su disco, que es una auténtica joya", dice sobre el álbum grabado en directo en el Círculo Flamenco de Madrid con Diego del Morao a la guitarra que el gaditano publicó a finales del año pasado.

"Y con Dani es la segunda vez que voy a cantar después de la experiencia del pasado septiembre en Marruecos [en el Festival Flamenco de Tetúan]. Ahora también voy a tener la fortuna de colaborar con él en su nuevo disco, ha surgido un poco a última hora, para mi alegría, y en ello estamos. De él me parece muy especial su personalidad, muy marcada, fuerte, y a la vez la capacidad que tiene para adaptarse a cada cantaor, es algo muy bonito y muy generoso, porque siempre logra moldearse pero sin perder ni por un segundo su sello inconfundible. Por eso cada vez que canto con él me saca cosas diferentes", asegura.

Tras la aclamación que suscitó su último disco, El niño, Rocío Márquez prepara ahora, con mimo, "y lo mejor de todo, sin prisas", su nuevo proyecto, que estrenará en la próxima Bienal bajo el título Diálogos y junto al violagambista sevillano Fahmi Alqhai, conocedor ya del universo flamenco tras su exitoso Las idas y las vueltas con Arcángel, presentado en su momento también en la cita sevillana. "Está siendo un encuentro importante para mí. Porque son otras composiciones, otros cantes... No nos hemos planteado nada a priori, estamos ensayando mucho, escuchándonos, y yo diría que, más que acoplándonos, buscándonos. Va a ser bonito".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios