Cultura

Romero y su medio siglo de toreo, en el Ayuntamiento

  • El Consistorio acoge, por primera vez, una exposición monográfica sobre un torero

Comentarios 5

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, inauguró ayer la exposición Curro Romero. Cincuenta años de toreo, que contiene vestidos de luces, una amplia colección de fotografías de tamaño gigante, elementos personales, un vídeo y un panel con la historia del torero, entre otros apartados. En el acto de presentación intervinieron también el propio diestro, el comisario de la muestra, Francisco Mateos y el director de Sevilla de Unicaja, José Manuel Álvarez, que patrocina la exposición, que estará abierta hasta el próximo viernes 11 de abril.

Alfredo Sánchez Monteseirín, recordando palabras de Chaves Nogales, habló de la importancia del "instante" para llegar a "la plenitud", algo que -según el edil- se identifica con la idiosincrasia de los sevillanos. El alcalde citó a Julián Marías, quien manifestó que "Sevilla aúna grandeza y gracia" y añadió que "con las grandes figuras del toreo puede ocurrir lo mismo, que tengan gracia y grandeza. Pero pocos, como Curro, y como Sevilla, han combinado grandeza y gracia". En esa identificación del Faraón de Camas con la capital, Sánchez Monteseirín señaló que ha llegado a tal extremo que no se sabe "si es Curro quien imita a Sevilla o es Sevilla la que se ha ido asemejando a Curro".

Paco Mateos explicó que en la exposición se pueden encontrar "recuerdos de desplantes garbosos, andares lentos de paseíllo, unos dedos acariciando suavemente un capotillo, una mirada desagradable ante un parón del toro, una leve sonrisa tras un quite memorable, ramitos de romero en las solapas… Un solo elemento fundamental no se expone en esta inédita exposición sobre el Faraón de Camas: su tarrito de las esencias.

Curro Romero agradeció el cariño de los sevillanos y dijo que la muestra -que vio por primera vez la luz en la pasada Feria Mundial del Toro-, es un acierto que esté en el Ayuntamiento porque "está más a mano para que la gente no se desplace". Mirando el torero fotografías de sus faenas dijo que ya no era tiempo para la nostalgia, "porque hay que saber que las facultades van fallando y que un toro te puede hacer daño". Ahora, se deleita con sus toreros predilectos, como "Cayetano, Talavante, Castella, Ponce… todos". Aunque declaró que "soy muy reacio a este tipo de cosas, comprendo que es interesante para aquellos aficionados que me han seguido y todo lo que se haga por la Fiesta, como lo está haciendo el Ayuntamiento, es bueno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios