La Seminci cierra con reflexiones religiosas

  • El papel de la Iglesia Católica en la Guerra Civil y el fanatismo islamista centran la jornada

La española Helena Taberna y el canadiense de origen armenio Atom Egoyan, cerraron ayer junto al danés Henrik Ruben Genz la última jornada competitiva de la 53 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que hoy fallará su palmarés con el brasileño Marcos Jorge (Estómago) como favorito.

Una historia ambientada en la guerra civil ha elegido Taberna para su último trabajo, La buena nueva, con el que ha reavivado el debate sobre la participación de la Iglesia en uno de los bandos de la guerra. Taberna contrapone la pureza del evangelio frente a una Iglesia excesivamente jerarquizada, intimidatoria e inquisitorial, a través de una película acotada en un espacio concreto, un pueblo de Navarra, y un tiempo determinado, el sangriento trienio fratricida que asoló España.

Por su parte, Atom Egoyan, uno de los directores más laureados de la Seminci con dos Espigas de oro y una de Plata, ha regresado a Valladolid con Adoration, una reflexión sobre la intolerancia religiosa, envuelta en un drama familiar acentuado por las divergencias del pensamiento y sus consecuencias. La cinta, una producción franco-canadiense, llega al espectador con la intención de transmitir una estampa sobre el problema del terrorismo islamista y la ignorancia de la sociedad respecto a la religión musulmana y su vertiente extremista y radical.

Cerró la jornada y la competición la proyección del drama criminal Frygtelig Lykkelig (Terriblemente feliz), en la que el danés Henrik Ruben Genz refleja la atmósfera mágica y el paisaje inhóspito de una localidad al sur de la península de Jutlandia (Dinamarca). Basado en la novela del escritor Erlinga Jepsena, el filme relata la trágica vivencia de un policía de Copenhague, Robert, que para expiar una negligencia profesional es enviado a una remota localidad con un paisaje inhóspito y donde el joven agente choca con las costumbres locales.

Bajo la fachada de una aparente tranquilidad, va descubriendo el misterio inquietante de sus habitantes, tejiendo un drama grotesco con elementos de género criminal, western y de horror.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios