El Sevilla Festival de Cine cifra su audiencia en 65.000 espectadores

  • Los organizadores hablan de un aumento de público del 4% y de una "repercusión mediática incomparable" al tiempo que aseguran que "está al nivel del resto de España"

De enhorabuena y mirando al futuro con ánimo. Con esta sensación la delegada de Cultura, Maribel Montaño, y el director del Sevilla Festival de Cine 2008 (SFC), Javier Martín Domínguez, presentaron ayer el balance de la edición celebrada del 7 al 15 de noviembre. Una cita que calificaron de "incomparable" por la "repercusión mediática" que ha logrado este festival que se abrió con la proyección de Gomorra y la visita de Roberto Saviano, escritor amenazado por la Camorra que ha sido además uno de los nombres propios de la edición de este año.

Las 138 proyecciones programadas, de 29 países distintos, han atraído, según la organización, a un total de 66.728 espectadores, lo que supone un 4% más que en 2007, dato que, según Montaño, supone una "consolidación del festival en su joven historia de vida". En 96 de esos pases, repartidos en las diferentes sedes, como el Lope de Vega, los cines Nervión o los Cinezona, se ha conseguido al aforo completo. Los organizadores de la quinta edición del SFC destacaron que la asistencia a los pases de la sección Eurojúnior contó con un total de 9.669 espectadores (9,68% más que 2007). No sólo el número de espectadores ha experimentado un incremento, dicen sus responsables: se han vendido 2.263 abonos, un 3,57% más que en 2007. Cifras, todas éstas, que han supuesto una recaudación por parte de los patrocinadores de 757.000 euros frente a los 300.000 del año pasado.

Los balances, generalmente, son sinónimo de cifras. Así para este festival se han acreditado 1.946 de profesionales de medios que se traducen en 1.440 apariciones en los diferentes soportes de comunicación, cifra que triplica la de 2007. Se han alcanzado acuerdos de colaboración con 24 instituciones y 15 empresas, y en su organización y logística han trabajado 293 personas. Al respecto, Martín Domínguez anunció que "se mantendrá una oficina permanente para proyectar la marca SFC" más allá de las fechas del propio festival.

Martín Domínguez, director del festival que asumió el cargo tras la controvertida salida de Manuel Grosso, aclaró que "por indicación del Ayuntamiento" se le propuso el reto de "que el festival creciese, fuese competitivo, se acercara al público, consiguiera más apoyos, fuera más cercano a la realidad del cine europeo y que los profesionales de la industria europea se interesasen por estar en Sevilla". Doce días después de su clausura, su director aseguró que "están en la pista de muchos festivales" y que el de Sevilla está "al nivel de los festivales del resto de España" y que "tiene un posicionamiento mejor que el que tenía en su punto de partida" y mostró su satisfacción por la presencia de hasta 45 directores de cine durante el evento. Además, adelantó que el SFC será uno de los patronos del consejo de la European Film Academy y que ya tiene cerrado el acuerdo con Eurimages para el próximo año.

En el capítulo de agradecimientos, el director de SFC se refirió además de al público sevillano "que ha llenado las salas", a Roberto Saviano, "por su calidad humana y discurso político" y a la productora danesa y presidenta del jurado de este festival Vibeke Windelov por "su entusiasmo y por ayudar a que la industria europea se entusiasme con el SFC", que el año que viene se celebrará del 6 al 14 de noviembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios