Talleres con más de un beneficio

  • Director de la escuela-taller El Camino del Puente Viejo IIHa dirigido diversos talleres de formación y empleo en la provincia. El último, en Lora del Río, donde han recuperado un espacio degradado junto al Guadalquivir

El primer taller del programa de formación y empleo que puso en marcha la Consejería de Gobernación se lo encargaron a este arquitecto técnico ecijano, en 1989, en su localidad natal. Desde entonces ha dirigido otros en Estepa, El Rubio, Aguadulce, Peñaflor... Localidades que los habían solicitado para completar unas obras -la restauración de un edificio, de una iglesia, la construcción de un centro de la naturaleza, de una escuela de formación- y se le encarga a la escuela taller, compuesto por jóvenes de entre 16 y 24 años, desempleados y de bajo nivel formativo por lo general, y sus correspondientes monitores. Es lo que ha ocurrido con la escuela taller Camino Puente Viejo II de Lora del Río, que acaba de finalizar, en el que 45 jóvenes loreños han seguido, durante dos años, cursos de albañilería, electricidad y fontanería y de carpintería metálica, y de paso han recuperado la zona degradada que hay a la salida de la localidad y junto al antiguo puente de hierro, ahora en desuso. Como suele ser habitual, los alumnos, dice José Antonio, "han respondido muy bien, porque a la mayoría de los chavales no les gusta estudiar, y sin embargo a lo mejor son unos manitas". Además de formación y cualificación, es frecuente que salgan también con un empleo, como ha ocurrido ahora, en el que el 55 por ciento de los participantes han sido contratados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios