Úrsula estrenará en 'Nocturama' su disco 'Mejor seguir al silencio'

  • El dúo, que actuará en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo el próximo día 20, planea un concierto con proyección de visuales y la participación de artistas plásticos

"Desde luego que no va a ser un concierto al uso -bromea el gaditano David Cordero, afincado en Sevilla desde hace cinco años, respecto a la próxima participación de Úrsula en el ciclo Nocturama-, sobre todo porque tenemos la marca de grupo raro, ya sabes, dos personas, máquinas, guitarras, no hay voces: música aburrida".

El concierto, el próximo día 20 en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, servirá como presentación de Mejor seguir al silencio, cuarto álbum del dúo completado por el sevillano Juan Luis Castro. "Llevaremos a un vídeo DJ con el que trabajamos desde hace tiempo, Raúl Velázquez -añade Cordero-, que, literalmente, toca: le damos una guía de lo que queremos, sobre el tipo de imágenes y eso, y él improvisa. Y además, también contaremos con la colaboración de un colectivo de gente de Bellas Artes, que va a llenar el escenario y el césped de esculturas humanas transparentes".

Mejor seguir al silencio supone un giro sustancial en la trayectoria de Úrsula. La voz pierde peso -sólo aparece en tres de los ocho cortes- y en su lugar es una indisimulada querencia por el paisajismo sonoro la que gana espacio, trayendo a la memoria a grupos como Seefeel o Labradford. "Y Sigur Rós y muchos más. Ahora mismo nuestro núcleo principal es el sonido ambiental. Y no llegamos a la música neoclásica no porque no queramos, sino porque no podemos -explica riendo-, pero ése es el concepto".

Es precisamente en los instrumentales donde el disco gana altura, deparando largos pasajes de sonido en suspensión, evoluciones con sutiles variaciones y vocación hipnótica que atrapan la escucha. "Aunque parezca más electrónico que cualquier disco anterior, en realidad es más eléctrico -afirma David-. Casi todo lo que suena como mantos y ambientes son guitarras sin tratar con el ordenador, sólo con pedales. Es la línea que queremos seguir. A día de hoy no me veo haciendo lo mismo, ni incluso cantando". ¿Por qué? "Básicamente, siempre me ha costado mucho hacer letras y, además, me salen siempre del mismo corte. La verdad es que no me siento cómodo cantando. Sin el micro delante estoy más relajado, más suelto", contesta.

Grabado en los estudios La Mina con Raúl Pérez -"lo mejor de Raúl es que si tú le dices lo que quieres, él busca la manera de conseguirlo, se preocupa por ti antes que por su marca personal, se implica", comenta-, Mejor seguir al silencio presenta un envoltorio y un acabado sonoro acordes con su contenido. El exquisito diseño corresponde a Monika Herodotou; la masterización, a Andres Tilliander. Ambos, nombres vinculados a la discográfica Type Records. "Es uno de los sellos que más me gustan, casi todo su catálogo -reconoce Cordero-, música electrónica, ambiental, neoclásica... Monika es uno de los estandartes visuales de Type. Ella y otro chico americano, pero ése se nos iba ya del presupuesto. Por otro lado, Andreas era nuestra opción número uno. Es un artista de Type que hace electrónica ambiental y casi todo nuestros discos favoritos de este tipo los ha masterizado él, así que nos hacía ilusión. A los dos les gustó el disco. De hecho, pudimos contar con Andreas porque al gustarle tanto se enrolló y nos rebajó el precio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios