Donde asomar a los niños

Ensemble Hispánico Numen. Músicos: Nacho Gil (Saxo soprano), Rafael F. Viedma (viola), Mangu Díaz (Bajo eléctrico). Actor: Sergio Casado. Lugar: Sala Cero. Fecha: 10 de diciembre de 2011. Aforo: Un tercio.

En Los libros suenan la educación musical se propone con inteligencia. Nada de papillas para dormir o contentar a las fieras, sino un espectáculo sencillo pero riguroso que se propone como una iniciación lúdica al misterio de la música. El actor Sergio Casado es el encargado de mediar entre los pequeños y los músicos, de llevar la carga didáctica de una representación que relaciona literatura y música clásica, pero sin obstaculizar el principal objetivo del asunto, a saber, el de exponer a los niños a la música como potencia capaz de describir sentimientos, de colmar sinestésicamente los sentidos humanos y, ahí yace el quid, ser fuente de una belleza inasible y al margen de la palabra.

Una exposición, entonces, mediada, pero sin renunciar a esa necesaria resistencia que supone toda iniciación al arte. Se habla de Don Quijote, de Orfeo y Eurídice, de la bella y la bestia o de pulgarcito y la bella durmiente. Los niños siguen el relato y luego se enfrentan a la especial música de cámara de Ensemble Hispánico Numen, que tocan a Telemann, Ravel, Gluck, Bartok o Falla a partir de un saxo, una viola y un bajo eléctrico, con la seriedad que merece la ocasión, sin gestos para la galería y optando por recortar en duración (se tocan movimientos o piezas cortas) y no en calidad. Y es que lo digest pocas veces compensa; mejor algo breve pero puro que andar suavizando lo que no puede ser suave.

Los libros suenan es un humilde espectáculo con el que Ensemble Hispánico Numen ha estado en África central y Suramérica. Ahora lo tienen al alcance los niños de la ciudad. Un puñado, acompañado de heroicos padres, se lo pasó muy bien ayer tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios