Un bodeguero del siglo XXI

  • Propietario del Restaurante Bodega MatetoLa combinación del arroz con bogavante y el mosto ha hecho que la fama de esta antigua bodega del 1900 se extienda también fuera de la provincia

Más de un siglo de historia tiene el Restaurante Bodega Mateto de Bormujos, una antigua bodega cuya señal de identidad siempre fue el mosto y aún hoy sigue siéndolo. Cuatro generaciones han pasado por allí y han trabajado en este establecimiento que sus actuales propietarios, Francisco Gordillo, y su mujer, Carmen Acevedo, también encargada del salón, reformaron en 2001. Antes de la reforma -cuyo nombre hace referencia al apodo que el tatarabuelo de Carmen tenía en el pueblo-, este lugar de 600 metros cuadrados conservaba el sabor de las antiguas bodegas del Aljarafe, donde el mosto, que allí mismo se pisaba y almacenaba, y los potajes de garbanzos atraían todos los fines de semana a gente de la capital, aunque hoy Francisco reconoce que "con el tema de los puntos algunos se piensan eso de coger el coche". Hoy mantienen su esencia: el mosto, pero su imagen renovada (una terraza de 200 metros cuadrados, tres salones y la barra, donde se puede tapear) les ha permitido ampliar una carta donde "hay de todo", comenta Francisco, quien destaca el arroz con bogavante que "se ha hecho muy popular, incluso han llegado clientes de Asturias a quienes les recomendaron nuestra especialidad". A este plato se suman el lomo de bacalao al horno o la cazuela de pisto, "todos productos de la cocina más tradicional", añade.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios