La brasileña 'Tropa de élite' gana el Oso de Oro de la Berlinale

  • Paul Thomas Anderson se hace con el Oso de Plata al mejor director por 'Pozos de ambición'

La película brasileña Tropa de élite, de Jose Padilha, sobre un escuadrón especial de la Policía de Rio de Janeiro, fue distinguida ayer con el Oso de Oro del 58º Festival Internacional de Cine de Berlín, según dio a conocer el jurado presidido por el director Constantin Costa-Gavras. La cinta, una coproducción con Argentina, ha sido vista ya en internet por más de diez millones de brasileños, lo que ha desatado un debate en el país americano sobre los métodos de la Policía en la lucha contra el narcotráfico en las populosas favelas.

El estadounidense Paul Thomas Anderson vio reforzada su carrera a los Oscar al ser distinguido como mejor director por Pozos de ambición (There Will Be Blood), estrenada en España este fin de semana. El filme es uno de los mejor situados, junto a No es país para viejos, de los hermanos Coen, para los premios de la Academia de Hollywwod, para los que ha sido nominada en ocho categorías, entre ellas de la de Mejor Actor (Daniel Day-Lewis). La película recibió además el Premio Especial del Jurado por su banda sonora, obra de Jonny Greenwood, guitarrista de la banda británica Radiohead. Anderson ya se llevó en 2000 el Oso de Oro de Berlín por Magnolia.

El Premio Alfred Bauer del Festival de Berlín, que distingue un mérito artístico destacado, fue concedido a la cinta mexicana Lake Tahoe, de Fernando Eimbcke. La película recibió además el premio Fipreci, otorgado por la crítica internacional.

El Gran Premio del Jurado fue para el estadounidense Errol Morris, autor del documental "de terro" aunque de "no ficción" Standard Operating Procedure, sobre las violaciones a los derechos humanos por parte de soldados estadounidenses en la cárcel iraquí de Abu Ghraib. Éste fue, además, el primer documental que competía oficialmente en el Festival de Cine de Berlín.

El Oso de Plata al mejor actor fue a parar al intérprete iraní Reza Naji, que encarna en The Song of Sparrows, de Majid Majidi, a un un hombre que se queda sin trabajo y que sin embargo debe seguir sosteniendo económicamente a toda una familia.

Como mejor actriz fue elegida la británica Sally Hawkins por la comedia de Mike Leigh Happy-Go-Lucky, un canto a la felicidad en el que Hawkins interpreta a una treintañera desbordante de optimismo. El Oso de Plata al mejor guión fue para la china In Love We Trust, de Wang Xiaoshuai, sobre una madre que lucha por su hija enferma de cáncer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios