Las kafkianas e irónicas historias de Théron

Comentarios 1

La compañía de Didier Théron, bailarín y coreógrafo francés afincado en Montpellier tras formarse con maestros como Cunningham o Trisha Browm, presentó ayer tarde su espectáculo En Forme. Una breve -sólo 35 minutos- pieza para cuatro bailarines que nos brindó la posibilidad de observar de primera mano el peculiar lenguaje de este artista que se declara en resistencia contra la imagen del mundo que nos imponen cada día. Frente a ésta, Théron reacciona con una caligrafía-coreografía en la que el ser humano, como en las películas mudas, cuenta, con el solo movimiento, historias llenas de ironía: sus propias historias cotidianas que, al ser contempladas con un poco de distancia, pierden cualquier contenido psicológico o dramático y se convierten, a pesar de su posible complejidad, en muestras de lo absurda y divertida que puede ser la vida de cualquier humano.

En escena, con una cama, un colchón, un sofá y un sillón desvencijado, cuatro bailarines, movidos por una extraña pulsión, se chocan y caen una y otra vez en horizontal, en un reposo indolente que rompen al instante para volver a desplazarse con una precisión admirable. Como los muñecos del cinexin, aunque en ocasiones se enzarzan en historias de parejas en posiciones absurdas que conducen a la hilaridad.

La inspiración de este animado juego de absurdos, según confiesa el coreógrafo, se encuentra en los escritos y, sobre todo, en los poco conocidos dibujos del escritor Franz Kafka. Imágenes, por si a alguien le interesa, que ha publicado Jacqueline Sudaka-Bénazéref en su libro Le regard de Franz Kafka: dessins d'un écrivain.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios