La discografía de serrat, con diario de sevilla

'Mi niñez', 10 canciones a cual mejor

Comentarios 1

La colección discográfica Serrat Personal, que les ofrece Diario de Sevilla para que tengan reunida y disfruten de la obra musical del mejor cantante español del último medio siglo, continúa mañana con el disco Mi niñez. Un álbum con diez canciones de un nivel altísimo que representan a las mil maravillas su estilo como autor e intérprete. Todas ellas fueron y son de las preferidas por los seguidores de Joan Manuel Serrat.

"Tenía diez años y un gato...". Así empieza este disco, compuesto por quien recordaba ser un bello jinete sobre un patinete y por quien observaba a los amantes debutantes. Late su infancia en Barcelona, en el seno de una familia resultante de la unión de un catalán y una aragonesa. Un padre que había militado en la CNT y sufrió de lo lindo para alimentar a los suyos tras la guerra. Se levantaba a las seis y media de la mañana y volvía a casa alas once de la noche. Y una madre de Belchite, que ayudó a cruzar la frontera a niños del bando republicano, y que en casa se ganaba unas perras como bordadora.

El niño Serrat escolarizado en los Escolapios pasó a ser un bachiller en la Universidad Laboral de Tarragona, en la modalidad de tornero fresador, y después un estudiante en la Escuela de Peritos Agrícolas. Nunca fue un estudiante brillante, y en la Laboral otro alumno fue quien le enseñó a tocar la guitarra. En Peritos conoció a más compañeros interesados por la música, y, en el servicio militar, Serrat formó un grupo, cuando comenzaba a balbucear canciones bajo la rendida admiración a Brel, Aznavour, Brassens y los adalides de la Nova Cançó.

Todo esto, aderezado por el despertar de la conciencia y los grandes cambios en la España de los años sesenta, entreveran las canciones de Mi niñez, creado cuando Serrat ya era un cantante de éxito e intentaban hacer de él, sin éxito, un cantante de cine mediante películas que fracasaron.

El disco que podrá conseguir mañana tiene el interés añadido de incluir las dos versiones de Fiesta y Muchacha típica: las que permitió la censura y las originales. En el libreto que acompaña el disco, podrá ver los comentarios de Serrat sobre su primera gira en América, en 1970. Ensanchó su vida y su mente, porque era un muchacho apasionado que conoció a Buñuel, a Rulfo, a Neruda, a Casals.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios