Cuando la poesía no entiende de pasaportes

  • Cangrejo Pistolero publica 'Recital chilango-andaluz 2006', una antología con autores de los dos continentes

Convencidos de que "escribir poesía no es un acto único, no pertenece a ninguna región ni edad ni religión ni identidad, no distingue sexo ni clases sociales", poetas procedentes de México y de Andalucía se hermanaron en un Recital Chilango Andaluz en el otoño de 2006. Durante cinco días, y en el mismo número de bares, 27 escritores jóvenes de dos continentes proclamaron con sus lecturas que la lírica no entiende de pasaportes.

Tiempo después de este encuentro, y cuando esta apuesta creativa ha celebrado ya una segunda edición -el pasado octubre-, la editorial sevillana El Cangrejo Pistolero deja constancia de esa primera toma de contacto entre la poesía mexicana y la andaluza a través del libro Recital Chilango-Andaluz 2006. En la antología, que se presenta hoy a las 20.00 en la Fnac, cohabitan, entre otros, los andaluces Alejandro Luque, Elena Medel y Pablo Cordero con los mexicanos Martín del Castillo, Javier Villaseñor y Baldomero Reyes.

Sobre los contenidos del libro, el antólogo Iván Vergara detecta diferencias entre los registros por los que se mueven andaluces y mexicanos. "En estos años he comprobado que en Andalucía se está desarrollando la perfopoesía, algo parecido al spoken word, a la gente le gusta acudir a oír una historia. En México somos más solemnes, aunque en ambos lados se ve la misma inquietud de los jóvenes por expresarse a través de la palabra", valora Vergara, director de la plataforma cultural Chilango-Andaluz desde la que promueve las conexiones entre los artistas mexicanos y los andaluces. "Es el fruto de un grupo de personas que quieren hacer un puente entre países que tienen en común una misma lengua", resume sobre la asociación que coordina.

La segunda convocatoria del recital, a finales del pasado año, revalidó la buena acogida que tuvo la presentación de la idea en 2006. En esta ocasión, las jornadas pusieron el acento en la mezcla de disciplinas. "En el recital de 2007, cada noche llevábamos a artistas de otras ramas. Había músicos, una pintora creando sobre el escenario... Nuestra filosofía es que queremos llevar la poesía a otras artes, y otras artes a la poesía", afirma Vergara, mexicano afincado en Sevilla.

El diálogo abierto entre los dos países ya ha producido resultados tangibles, como el hecho de que una revista literaria de Veracruz haya dedicado un número a la poesía joven andaluza. Para los responsables de la cita, "el evento ha supuesto un acercamiento más que fructífero entre autores andaluces y mexicanos y un ejemplo de interdisciplinaridad de las artes, en la que el nexo de unión es la poesía y la unión entre culturas".

El recital de 2008, que ya se está preparando, parte con mayores ambiciones y desplegará su discurso por casi toda la geografía andaluza. Además de Sevilla, el encuentro se desarrollará también en Huelva, Córdoba, Málaga, Almería y Granada, además de en Ciudad de México. Vergara concibe una nueva dinámica. "Utilizaremos salas de conciertos y tendremos a grupos locales, como Trisfe o Albertucho", a los que se les sugerirá que arropen con su interpretación en directo la lectura de diversos poetas. Aunque las fechas ya están delimitadas -el recital será del 20 al 25 de octubre-, los organizadores están todavía buscando subvenciones. "En México vamos más a la guerrilla: sacamos el proyecto adelante y luego vemos cómo financiarlo", bromea Vergara, convencido de que la poesía interesa mientras se le ponga alma. "Hay quienes creen que no atrae público, pero deberían venir a nuestros recitales para comprobar que no es así", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios