Un proyecto que zarpa a toda vela

  • Ayer se inauguró la escuela-taller de carpinteros de ribera de la Fundación Nao Victoria

Comentarios 0

"La realidad ha superado a la ilusión", afirmaba ayer Juan Salas Tornero, presidente de la Fundación Nao Victoria, en el acto de presentación de la escuela taller de carpinteros de ribera, uno de los proyectos de esta fundación que propuso hace algunos meses Francisco Herrero, presidente de la Cámara de Comercio.

Horas antes de este acto, se había reunido el patronato de la Fundación al que se han incorporado, entre otros, la Confederación Andaluza de Empresarios o el Consejo Andaluz de Cámaras, como exponía el presidente de la primera, Santiago Herrero, que junto a los antes mencionados, al presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, y el consejero de empleo de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández García, componían la mesa presidencial del acto, que convocó a un importante número de personalidades.

También, por supuesto, a los 30 jóvenes que, desde hace un mes, están formándose en el Cortijo del Cuarto para convertirse en especialistas de un oficio que, como exponía el coordinador del curso, Joaquín Garrido, "ya no hay. La prueba es que cuando hubo que reparar la Nao Victoria, no encontramos a ninguno en todo el litoral español. Tuvimos que buscarlos en Marruecos y finalmente en Portugal".

Los carpinteros de ribera, antiguamente abundantes cuando se construían los barcos de madera, han caído en desuso junto a éstos por el menor coste y mantenimiento de los de fibra. Aun así, el consejero de Empleo augura "un 75 por ciento de inserción laboral, al menos" para los participantes en el curso. La construcción y reparación de muebles, piezas, cubiertas de barcos, aunque sean de fibra, son salidas para estos profesionales, además de la de barcos de época o "embarcaciones deportivas de alto standing" de madera que vuelven a ponerse de moda", como apuntó Santiago Herrero.

De momento, explicaba el director de la Fundación, José Fernández de Cabo, construirán dos barcos de unos seis metros, típicos de la navegación andaluza del siglo XVIII, que serán como "las embajadoras" del proyecto, ya que serán expuestos en diversos lugares de Andalucía. También construirán piezas del Galeón Andalucía que se exhibirá en la Exposición Universal de Shanghai 2010.

Inmaculada y Yanira son dos de las cuatro chicas que participan en el curso. La primera se apuntó porque "así saco el graduado escolar y porque me interesa lo relacionado con los barcos y el mar" y añadía que le gustaría formar, junto a sus compañeras, una empresa en este sector. Claro que antes tienen por delante dos años de formación, Pero al menos ahora el futuro, como dijo el consejero de Empleo, está en sus manos.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios