El "salto al vacío" de la Barroca

  • La OBS ofrecerá a partir de octubre ocho programas y 13 conciertos en su temporada "más ambiciosa". Con el "único sostén institucional" del Ayuntamiento, deberá "hacer más con menos".

No sólo "la más ambiciosa", sino además "inaudita", "increíble", "casi imposible" y hasta "milagrosa". La presentación de la próxima temporada de la Orquesta Barroca de Sevilla se llenó de términos que vinieron a subrayar, de nuevo, el estrecho margen de maniobra al que la formación parece condenada a pesar de la calidad artística que con sus limitados medios exhibe año tras año. Con el Ayuntamiento como "único sostén institucional", recalcó el coordinador de la orquesta, Ventura Rico, la OBS llevará adelante en el curso 2016/17 una programación "aún mejor" que la de este año, la cual ya ha representado "un crecimiento con respecto a las anteriores". "Vamos a hacer más con menos", aseguró sobre los ocho programas y 13 conciertos en tres sedes diferentes -Lope de Vega, Sala Joaquín Turina y Maestranza- que ofrecerá la orquesta. 

"Decidimos saltar al vacío. Apostamos por crecer. Pero dependemos, para no caernos, de que se vendan más abonos, con subidas de precios en los mismos", añadió Rico, que se mostró muy crítico con la Junta de Andalucía, que hace varios años llegó a aportar a la orquesta hasta 120.000 euros, para rebajar paulatinamente el apoyo hasta 5.000, luego aportaciones en especie -como la contratación de actuaciones en el Festival de Música Española de Cádiz que luego la OBS ofrecía también en Sevilla- y, finalmente, "nada". Así las cosas, el presupuesto previsto para el próximo año será de 218.000 euros: 77.200 euros del Ayuntamiento, más las aportaciones privadas (la academia ELI, la Fundación José Manuel Lara, Instituto Francés) y sobre todo las entradas y abonos de la orquesta, uno de cuyos principales pilares económicos es su Asociación de Amigos, con 800 socios. "Vamos a dar todo lo que se puede dar con este dinero, y más", dijo Rico. 

La temporada se abrirá los días 11 y 12 de octubre en la Sala Joaquín Turina -con la participación de Miguel Rincón en un programa dedicado al laúd- y volverá a propiciar colaboraciones y encuentros de la orquesta con directores e intérpretes de prestigio internacional, como Enrico Onofri -músico "de cabecera" de la Barroca-, Riccardo Minasi, Eric Hoeprich, Amandine Beyer o Andreas Spering (los dos últimos repetirán tras haber estado presentes ya en la de este año). En la misma línea iniciada la pasada temporada, una selección de conciertos se repetirá en días consecutivos, excepto el concierto que dirigirá Onofri el 21 de marzo de 2017 en el marco del Femás, que contará con dos pases el mismo día. Esto se debe a la necesidad de dar acogida a un público creciente que no encuentraría cabida en una única representación en la sala Turina y el Lope. 

En el Teatro de la Maestranza se desarrollarán tres programas: el próximo 4 de noviembre, con obras de Haendel y Vivaldi, dirección del citado Minasi y la voz de la soprano Julie Fuchs; el 20 febrero, con obras de Bach, Haynd y Mozart y Beyer como concertino-directora; y el 22, con la colaboración del barítono José Antonio López para cantar piezas de Bach y Haendel. Los que se desarrollarán en el Lope y la sala Joaquín Turina sí se harán en dos pases en días consecutivos. El 6 y el 7 febrero se escucharán obras de Corelli, Locatelli, Brescianello y Chelleri en el Lope, donde el 24 y el 25 mayo llegará una de las grandes citas de la temporada: Aci, Galatea e Polifemo, una cantata dramática de Haendel semiescenificada y con dirección de Andreas Spering. 

Además de la inauguración de la temporada, la Sala Joaquín Turina acogerá los días 13 y 14 diciembre un programa dedicado a Telemann, Bach y Mozart, con la presencia de Eric Hoeprich; y la citada función doble del 21 de marzo con Onofri como concertino y director para interpretar obras de Biber, Vivaldi, Barsanti, Boccherini y Mozart.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios