PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Las columnas del Hércules

AGOSTO abrasa en sus estertores y deja turulatos a los sevillanos que ya echan de menos su nido en litorales o serranías. Que no cunda el pánico, las restantes festividades laborales del 2010 dan pie a la excusa del puente. Si se lo puede permitir, tras la reducción salarial o la reforma laboral, puente de plata para ajustes de plantillas. Septiembre se viste con ropajes usados de ahorro y preocupación aunque en las tiendas se renueven los escaparates con los uniformes escolares y las colecciones de temporada. Los contenedores de papel para reciclar dan cuenta de los currículos juveniles impresos y repartidos con escasas esperanzas de que propicien una llamada y una entrevista. No hay contenedores para reciclar la desilusión, aunque ese es el contenido y el continente de muchas botellonas del reencuentro.

En la vendimia política rezuma la drástica reducción del veraneo de Zapatero, que ha trabajado la mayor parte del mes. Buen ejemplo poco secundado por los diecisiete presidentes autonómicos, responsables de las administraciones que más despilfarran, aunque ocultan la denominación de origen bajo el pararrayos de La Moncloa. Albricias, en agosto han verbalizado allí Zapatero y Griñán que reformarán los servicios públicos de orientación al empleo. Es penoso que deban sentir la presión de una huelga general para acometer lo que todo el mundo sabe en el muy deficiente mercado de trabajo. ¿En qué puesta de sol se han percatado de que toda su inversión en propaganda era papel mojado?

El fútbol, como entretenimiento más facilón, llega sin Champions en Sevilla, sin dinero en el Betis y sin el Hércules procesado por sobornos para subir a Primera. Las columnas del Hércules son las de la España que sigue sacando pecho de no cambiar el modelo productivo: la cultura del pelotazo y la impunidad. Y el palco del Rico Pérez se llenará de autoridades y políticos. Tonto el último. Lo importante es participar de la jugada. Y de la pomada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios