Carrión y Burguillos se quedan sin ayudas para nóminas pese al embargo de ingresos

  • Los alcaldes tachan de injusta la resolución. La plantilla carrionera no ha cobrado septiembre y el regidor burguillero advierte que no habrá dinero para pagar hasta enero.

Comentarios 8

El esfuerzo que hace la Diputación por prestar sin intereses parte de sus fondos a los ayuntamientos para que hagan frente al pago de nóminas puede terminar en polémica. Dos de los ayuntamientos que arrastran una situación económica más crítica se han quedado fuera por ahora del llamado FEAR (Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables): Carrión de los Céspedes y Burguillos. Sus alcaldes hablan de una decisión "injusta" y de "agravio" y ponen el acento en que han heredado una situación económica mala después de años de gestión de gobiernos socialistas.

Ambos tienen embargada el cien por cien de la PIE (la Participación en los Ingresos del Estado, principal fuente de financiación local) por las deudas que acumulan con Hacienda y la Seguridad Social o por subvenciones que no se han devuelto. Burguillos no cuenta tampoco con la Participación en los Tributos de la Junta (Patrica), con lo que el margen de maniobra es nulo. En las bases de la convocatoria del FEAR se fijaba que para acceder al mismo tenía que tener prácticamente agotada la posibilidad de adelantos de esos fondos de la Junta y el Estado, que aparecen en los presupuestos de ambos municipios, aunque la realidad es que el dinero no llega, ni por adelantado, ni en tiempo y forma, por el embargo.

Los alcaldes han anunciado que recurrirán la resolución del presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, y confían en que se pueda rectificar, en tanto que tienen claro que los trabajadores no podrán cobrar en estos meses si no. Por su parte, desde el gobierno de la Diputación se insistió ayer que se han aplicado escrupulosamente las bases publicadas, sin cuestionar los datos remitidos por los municipios. De hecho, hay otros pueblos gobernados por IU y PP que se han beneficiado de las mismas.

El alcalde de Carrión de los Céspedes, Ignacio Escañuela (IU), recordó ayer que ya se debe la nómina de septiembre. En Burguillos se está al día, pero, según el alcalde, Domingo Delgado (PP), si no llega el dinero del FEAR no podrá hacer frente a las nóminas hasta el año que viene. "Es aberrante, una cacicada", afirmaba ayer al respecto el edil, quien añadió que la decisión "arroja" a Burguillos al precipicio, "ya estábamos en el borde".

En este sentido, apuntó que se estaban haciendo números para intentar abonar los 360.000 euros que acumula el municipio de deuda inaplazable con la Seguridad Social, lo que le permitiría negociar un acuerdo y recuperar parte de la PIE. También estaba intentando un acuerdo para recuperar al menos el 50% de la PIE Carrión de los Céspedes. En su caso, la deuda con la Seguridad Social ronda los tres millones de euros. Se llegó a firmar un acuerdo, que se incumplió. Ahora, se quiere pagar lo que se debe de IRPF a Hacienda. Esta semana hay prevista una reunión.

Según anunció Rodríguez Villalobos el viernes, 21 municipios iban a recibir estas ayudas, por un montante total de 4,6 millones de euros. El 60% de la cantidad aprobada para cada uno ya había sido transferida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios