Tribunales

Condenada por intentar matar a un joven porque creyó que le tiraba piedras

  • La mujer sufría una exacerbación de su impulsividad debido al consumo de psicotrópicos y alcohol

Comentarios 1

La Audiencia de Sevilla ha condenado a tres años y nueve meses de cárcel a una toxicómana que apuñaló a un joven en el pecho, con intención de matarlo, porque creyó que era él quien tiraba piedras contra su casa.

Una sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia explica que los hechos ocurrieron sobre las 23:30 horas del 3 de mayo de 2011 en Lora del Río, cuando cuatro jóvenes que habían quedado para tomar unas cervezas se pararon frente a una vivienda de la calle Pastora Pavón.

Unos chavales que jugaban en las inmediaciones lanzaron una piedra contra la puerta, por lo que la acusada V.M.P., de 30 años, salió y se dirigió a G.S.M. creyendo que había sido él. La mujer se encaró a G.S.M. y le dijo: "Hijo de puta, tú has tirado una piedra a mi puerta, voy a por ti", por lo que entró en la casa y volvió a salir portando un cuchillo con el que, tras varios intentos, apuñaló a la víctima en el noveno arco costal.

La agresión causó una herida superficial de siete centímetros de diámetro pero que afectó al periostio, de la que el agredido tardó en curar 14 días y ha quedado con una cicatriz de diez centímetros de longitud, por lo que la condena incluye el pago de una indemnización de 2.540 euros.

La mujer sufría una exacerbación de su impulsividad debido al consumo de psicotrópicos y alcohol y, cuando fue trasladada a un centro de salud, estaba "muy alterada y comenzó a rasgarse la ropa, a arañarse la cara y el pecho con un trozo de azulejo" y a acusar a los amigos del agredido de haberla violado.

La sentencia aplica a V.M.P. la atenuante de trastorno mental porque es politoxicómana y sufre un trastorno límite de la personalidad con déficit de control de impulsos que, unido al consumo de drogas, limitaba de forma moderada sus facultades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios