Consistorio y vecinos de los Lagos tendrán en breve un encuentro

  • El alcalde avisa a los residentes de que no harán obras antes de reunirse con el juez

Comentarios 7

La representación legal del Ayuntamiento de Guillena y de los vecinos de la Asociación El Ronquillo-Lagos del Serrano Fase II, que agrupa a los residentes de esta urbanización, se reunirán la próxima semana para debatir los términos en los que pedirán a la Fiscalía de Sevilla que se pronuncie sobre el conflicto que mantienen ambas entidades. Por el momento, gran parte de los residentes de este complejo permanecen sin suministro eléctrico y están amenazados de desalojo. La portavoz del colectivo vecinal, Dolores Tomé, explicó que el alcalde, Justo Padilla, atendió ayer a una representación de la junta directiva de la asociación que había acudido a las dependencias municipales para solicitar al edil la restitución del suministro eléctrico.

Al resto de vecinos de El Ronquillo-Lagos del Serrano se les acogió en Consistorio, donde se les expuso que el alcalde "no podía dar permiso de obras" y que, pese al fallo del juzgado contencioso-administrativo del pasado 30 de octubre, en la que se ampara a los vecinos y se les reconoce su derecho a conectar sus viviendas al suministro eléctrico, "el alcalde tendría que hablarlo con el juzgado". Dado que los residentes siguen solicitando la construcción de torretas de luz y la prestación del servicio donde ya las hay, las dos partes se reunirán para tratar de consensuar una solución a un conflicto que comenzó cuando el nuevo PGOU de 2002 cataloga los suelos de no urbanizables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios