Detenida una pareja que abandonó a su bebé por ser niña

  • Los padres de la recién nacida trataron de vendérsela al personal del hospital

Comentarios 4

La Guardia Civil detuvo el pasado fin de semana a una pareja de nacionalidad rumana que abandonó a su hija en el hospital de la Merced de Osuna por ser niña. Según informó ayer el instituto armado, el matrimonio intentó vender a la recién nacida entre el personal del centro hospitalario antes de dejarla allí. No es la primera vez que una pareja abandona a un bebé en un hospital de Sevilla, pero la particularidad de este caso es que el motivo era simplemente el sexo del neonato.

Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana en el hospital de la Merced. La mujer ingresó el viernes 15 de febrero y dio a luz el domingo 17. Al comprobar que se trataba de una hembra, el padre intentó sacar dinero por ella y venderla entre los médicos que le atendieron. Según explicó ayer un portavoz de la Guardia Civil, no llegó a pedir una cantidad, sino que le dieran algo a cambio de la pequeña porque en su país ésta es una práctica normal.

El hombre decía que ya tenía tres niñas y que no podría hacerse cargo de una más, algo que sí haría si fuera un niño. Al no conseguir vender a la recién nacida, la madre solicitó el alta voluntaria en el hospital el mismo domingo y la pareja se marchó dejando a la niña en el centro. El hospital puso este hecho en conocimiento del juzgado de guardia de Osuna y desde aquí se ordenó a la Guardia Civil que investigara el asunto y tratara de localizar a los padres.

Los agentes del instituto armado iniciaron la investigación y esa misma tarde dieron con la pareja en una vivienda de La Roda de Andalucía que forma parte de un asentamiento de personas de nacionalidad rumana que hay en este municipio. Tanto el padre como la madre del bebé quedaron detenidos y pasaron la noche del domingo al lunes en las dependencias de la Guardia Civil. Al día siguiente fueron puestos a disposición del juzgado de Estepa, que se ha hecho cargo de la instrucción del caso porque en su demarcación está el domicilio del matrimonio. Los padres del bebé, identificados mediante las iniciales I. B. y C. B., quedaron en libertad con cargos acusados de un delito contra las relaciones familiares.

La venta de bebés no es un fenómeno corriente en la provincia de Sevilla, pero sí se han dado varios casos anteriores a éste. Siempre han sido protagonizados por personas de nacionalidad rumana, país en el que al parecer es una práctica habitual y que no está considerada ilícita. De los últimos episodios destaca uno ocurrido en Camas, donde una mujer de 18 años ofreció a su hija pequeña en una carnicería del municipio a cambio de 500 euros. Esta cantidad es similar a la que cobró otro rumano residente en Lora del Río por vender a su niña a una pareja de Valencia, aunque en este caso también recibió un televisor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios