EEUU desplegará 500 marines y 8 aviones para operaciones en África

  • La localidad sevillana vuelve a convertirse en una pieza clave en la lucha norteamericana contra el terrorismo islamista El Gobierno de España autoriza el despliegue durante un año

El Consejo de Ministros ha autorizado el despliegue de 500 marines y ocho aviones estadounidenses en la base militar de Morón de la Frontera, para "operaciones de respuesta a situaciones de crisis" en el norte de Africa que tengan el objetivo de "proteger ciudadanos, instalaciones y personal destinado" en la región.

Según anunció ayer la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en rueda de prensa, la autorización, en el marco del convenio bilateral para la Defensa entre España y Estados Unidos, es "temporal" y, en concreto, tendrá vigencia de un año. La petición al Gobierno español la realizó a principios de abril el nuevo secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hegel, en una carta remitida al ministro de Defensa, Pedro Morenés, han informado a Europa Press fuentes de este Departamento.

Este despliegue, explicó vicepresidenta, se enmarca en "los episodios de inestabilidad de países en los que se vivió la llamada Primavera árabe y a la situación del Sahel, así como a la necesidad de proteger, después de atentados que se conocen, al personal y ciudadanos allí desplegados". En especial, el contigente es una medida que se ha tomado tras el ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia), el pasado mes de septiembre, que acabó con la muerte de su embajador en este país norteafricano, Cristopher Stevens, y otras tres personas, provocó fuertes críticas internas sobre el modo en que se gestionó la crisis y la seguridad de sus instalaciones.

La entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, asumió personalmente la "responsabilidad" antes de dejar su cargo a principios de este año. El Departamento de Estado creó una comisión interna para estudiar las medidas necesarias para evitar situaciones como la ocurrida en Libia, tanto en el funcionamiento interno de la Administración como en sus embajadas, y que querían ponerse en marcha antes del pasado mes de marzo.

El nuevo contingente estadounidense estará compuesto por 500 marines y "sus correspondientes ocho aeronaves". De este modo, ha dicho Sáenz de Santamaría, España "presta cooperación, ayuda a cumplir objetivos de mantenimiento de estabilidad en una zona estratégica y, a la vez, recibe un esfuerzo importante para la defensa de esta área geográfica fundamental para la defensa de toda la Unión Europea".

Según explicó la número dos del Ejecutivo, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, ofrecerá las explicaciones oportunas en una comparecencia en el Congreso de los Diputados. Sáenz de Santamaría ha señalado que esta autorización "sigue la fórmula" que ya se ha puesto en práctica en el pasado, la "última" vez en 2011, con motivo de la crisis de Libia, cuando se permitió el despliegue de "hasta 45 aeronaves" en las bases de Morón y Rota.

El nuevo despliegue autorizado está amparado por el Convenio entre el Reino de España y los Estados Unidos de América sobre cooperación para la Defensa, firmado en 1988 y recientemente prorrogado, según han indicado fuentes del Ministerio que dirige Pedro Morenés, tanto por la forma como por el tamaño del despliegue.

El convenio bilateral permite la presencia con carácter permanente de 4.250 militares en la base de Rota (Cádiz) y de 500 en Morón, además de un máximo de 2.285 con carácter "temporal" en ambas bases. Según ha dicho Sáenz de Santamaría, el acuerdo anunciado este viernes se ajusta a estos "límites". El nuevo contingente se añade al autorizado el pasado 5 de octubre para el despliegue en Rota de 1.100 militares y cuatro destructores norteamericanos, como parte de la integración de España en el escudo antimisiles de la OTAN.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios