Utrera

La Fiscalía pide 28 años al "psicópata malvado" que mató a su compañera

  • El trastorno mental de psicopatía que padece el autor de los hechos "afecta a su falta de sentimientos porque es un ser frío, manipulador y que actuó sin sentimientos de culpa ni arrepentimiento", señala la fiscal en su informe.

Comentarios 2

La Fiscalía ha mantenido su petición de 28 años de cárcel para el hombre que mató de 21 puñaladas a su compañera, una joven de 18 años, en un informe en el que destacó que el procesado es "un psicópata malvado, sin sentimientos y que desprecia la vida y los derechos de los demás".

En su informe ante el jurado popular que ha visto el caso, la fiscal ha afirmado que el procesado Andrés R.R. presenta un trastorno mental de psicopatía pero que "no afecta a su capacidad de entender" sino solo a su falta de sentimientos porque es "un ser frío, manipulador y que actuó sin sentimientos de culpa ni arrepentimiento".

Su compañera Ángeles G.B. recibió 21 puñaladas de las que solo dos afectaron a órganos vitales y el resto buscaban "aumentar su dolor, porque la víctima sintió y sufrió cada una de ellas", ha afirmado la fiscal del caso, que por ello pidió 25 años de cárcel por asesinato con alevosía y ensañamiento y otros 3 años por un delito de violencia doméstica habitual.

El juicio se celebra ante un jurado integrado por seis mujeres, tres hombres y otras dos mujeres como suplentes, ante los cuales la fiscal negó que el acusado sufriese la noche del asesinato, ocurrido el 27 de noviembre de 2004 en la barriada de El Tinte de Utrera (Sevilla), una intoxicación por alcohol y cocaína.

En cuanto a su supuesta borrachera, ha dicho la fiscal que no la apreciaron los policías locales ni los guardias civiles que lo detuvieron, pese a que tales agentes están acostumbrados a detectar esos síntomas en los controles de alcoholemia que realizan.

El consumo de cocaína, certificado por los análisis del pelo, solo reflejan que era consumidor de tal droga pero no que la noche del asesinato estuviese bajo sus efectos, añadió la fiscal.

Arrepentimiento

En su defensa, el abogado del procesado argumentó también la atenuante de arrepentimiento pero la Fiscalía afirmó que la suya no fue la confesión espontánea sino que simplemente reconoció los hechos cuando la Policía lo localizó, cuando todavía tenía la camisa manchada de sangre y todo el mundo lo señalaba como el asesino.

En su informe, la fiscal recordó que la víctima había iniciado la convivencia con el acusado cuando sólo tenía 12 años y que cuando fue asesinada ya tenía tres hijos de entre siete meses y dos años y medio, que en la actualidad están bajo tutela de la Junta de Andalucía.

Según la Fiscalía, la víctima "sufrió malos tratos y agresiones brutales de todo tipo", una de ellas cuando caminaba por la calle con su hermana y estaba embarazada de 5 meses.

Por ello, según resumió al jurado, "el final de esta historia de maltrato no podía terminar de otra manera que con la muerte de Ángeles".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios