Gelves proyecta un nuevo puerto deportivo para grandes barcos de recreo

  • La iniciativa se ha presentado a la Junta como área de oportunidad, junto a un parque industrial y terciario anexo.

Comentarios 1

Una las iniciativas más singulares que la Junta tendrá que analizar en los próximos meses para incluirlas o no como área de oportunidad en el Potaus será la que ha presentado Gelves. El Ayuntamiento ribereño ha proyectado un nuevo y mayor puerto deportivo –podría acoger hasta un millar de amarres– en la vega, justo enfrente de los terrenos en los que se ampliará el puerto de Sevilla y a la entrada de la dársena, aunque no influiría en el tráfico comercial por la misma.

Según explicó el alcalde, el independiente Miguel Lora, con la iniciativa pretenden continuar con la apuesta por el río como una seña de identidad y activo económico y turístico del Aljarafe. Pero, también, atender a una demanda a la que no pueden dar respuesta ahora en Puerto Gelves, de iniciativa y gestión municipal y en el que sólo tienen cabida embarcaciones de hasta 16 metros de eslora, con algo más de cien amarres en agua. La nueva infraestructura está pensada para barcos de recreo de mayor porte y tendría capacidad para mil atraques, tanto en el agua como en marina seca.

Según la propuesta que se ha trasladado a la Consejería de Obras Públicas en forma de alegación al Potaus, estaría rodeado además por un parque industrial y terciario, que daría cabida a hoteles, restaurantes y comercios relacionados con el deporte náutico. En total, se ocuparían 45 hectáreas y no incluiría viviendas, con lo que el edil confía en que la Junta aplique el criterio que ha anunciado para los campos de golf y otros proyectos de carácter deportivo y su disposición a avalarlos siempre que sean rentables de por sí y no como operaciones inmobiliarias.

Tanto Lora como la edil de Urbanismo, Purificación Carrillo, explicaron que ésta pretende ser una de las señas de identidad del nuevo PGOU, cuya redacción va a iniciarse de forma inminente. Pero precisan el aval de la Junta por dos factores: por la repercusión metropolitana de la infraestructura y porque en la aprobación inicial del Potaus, éste califica como de especial protección agraria los terrenos afectados, como el resto de la vega del municipio, de unas 160 hectáreas.

Aunque el Ayuntamiento no ha puesto objeciones a la protección de la Cornisa o la zona de Torrequemada, considera que el peso de la agricultura en la economía local es mínimo y que debían permitirse usos como el del puerto, que generarían empleos y evitarían además que muchos vecinos tuvieran que desplazarse para trabajar, mejorando la movilidad. En Puerto Gelves trabajan diez personas a cuenta del Ayuntamiento a los que se unen los empleados de las empresas auxiliares. De media, un barco de siete metros de eslora paga algo más de 213 euros al mes por el amarre y 150 en la marina seca, con lo que se convierte en una importante fuente de ingresos para el Ayuntamiento.

Junto a este puerto deportivo se ubica la otra alegación al Potaus que Gelves formalizó el pasado mes de diciembre: la construcción de un puente entre esta zona y la carretera de la esclusa, de la capital, de forma que el tráfico pesado que genera el Puerto de Sevilla podría buscar a través de Gelves la conexión con la SE-40.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios