La Guardia Civil detiene a otras diez personas por cultivo de marihuana

  • El instituto armado se incauta de casi medio centenar de plantas en Arahal, Villanueva del Río y Minas y Paradas

Comentarios 10

Agentes de la Guardia Civil de los puestos de Arahal, Paradas y Cantillana, con la colaboración de las policías locales de estos municipios, se han incautado de 48 plantas de marihuana de gran tamaño y han detenido a diez personas como presuntos responsables de las diversas plantaciones de esta droga por un delito contra la salud pública.

Según informó la Guardia Civil en una nota de prensa, la primera de las actuaciones, en el término de Arahal, surgió como consecuencia de las llamadas anónimas de los vecinos, donde denunciaban que en una vivienda de la población podría haber una plantación de marihuana. De esta forma, la Guardia Civil, junto con policías locales, se dirigieron a la dirección y observaron desde el exterior la veracidad de la información. Desde la calle se apreciaba una planta de unos tres metros de altura.

Por todo ello, los agentes averiguaron que en la vivienda vivía una mujer con su hijo de 18 años. Cuando contactaron con la madre, ésta reconoció que su hijo tenía plantado "un árbol muy grande, de unos tres metros", pero dijo desconocer de qué tipo de planta se hablaba. La dueña de la casa autorizó la entrada de los guardias civiles y policías en su casa, que se saldó con la intervención de la planta, por lo que se detuvo al hijo, cuya identidad responde a las iniciales D. G. S.

Al finalizar el registro, los agentes observaron que en una vivienda cercana pudiera haber otra plantación, por lo que contactaron con el dueño de la casa, que autorizó la entrada de los agentes a la misma. En el patio de la casa encontraron ocho plantas de cannabis, por lo que fue detenido B. G. J., de 44 años. El último servicio lo realizó una patrulla de Seguridad Ciudadana, que observó en una parcela una plantación de marihuana.

En Paradas, los guardias civiles detectaron un importante aumento de denuncias por tenencia de marihuana, por lo que sospecharon que pudiera haber plantaciones en la localidad. A un menor de edad los agentes le requisaron ocho gramos de hojas de esta planta y un gramo de hachís. Los agentes se acercaron al domicilio del menor y desde el exterior observaron una planta de unos tres metros de altura, por lo que se procedió a la detención del padre. Los guardias encontraron en la zona un domicilio cercano donde había otra plantación. En este caso, tras realizar el registro voluntario, se detuvo al propietario de la vivienda, J. L. L., después de decomisar dos plantas de grandes dimensiones.

En Villanueva del Río y Minas, la Guardia Civil encontró unas plantaciones en unos jardines, donde había 21 plantas. Por estos hechos, se detuvo a dos vecinos de la localidad y a un menor como supuestos responsables. En este mismo municipio fue arrestado otro joven por tener cuatro plantas de gran tamaño en el porche de su casa. Con estos diez detenidos, son ya veinte las personas que se han arrestado este verano por el cultivo de marihuana. En este periodo se han requisado 200 plantas de esta droga en Sevilla.

20

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios