Guerra contra las antenas de telefonía

  • Vecinos de Montequinto atribuyen a estas instalaciones casos de leucemia · El Ayuntamiento paraliza la colocación de otras nuevas.

Comentarios 26

La creciente preocupación de los ciudadanos ante los efectos que puedan tener las antenas de telefonía en la salud de las personas es un hecho. En los últimos años se ha detectado un incremento en los casos de niños con leucemia en el colegio Poetas Andaluces -situado en el barrio nazareno de Montequinto- algo que según piensan los vecinos, está directamente relacionado con las emisiones de una gran antena situada junto al centro.

A pesar de que el Ayuntamiento de Dos Hermanas dio orden de paralizar el pasado día 3 la colocación de antenas en la ciudad hasta que se termine de redactar una nueva ordenanza al respecto, los vecinos de Montequinto continuarán movilizándose hasta que retiren las antenas de telefonía. La próxima manifestación tendrá lugar el próximo 28 de abril en dicho barrio.

La Unión Europea exigió mediante una resolución que en las proximidades de las escuelas, guardería, residencias de ancianos y centros de salud no se instalen antenas de telefonía tras la polémica originada a nivel comunitario.

Aun así, la lucha de los vecinos de Montequinto -que se remonta a 2004- no cesa. El pasado 24 de marzo, el candidato del PP a la Alcaldía de Dos Hermanas, Manuel Alcocer, prometió una ordenanza que aleje de las zonas habitadas las antenas. Según sostuvo, "la que hay junto al colegio Poetas Andaluces supera los límites de exposición". Precisamente, el mismo día en el que el popular anunció su propuesta, dos operarios de una compañía telefónica acudieron a Montequinto para instalar una nueva antena en el mástil situado junto a dicho centro. Según aseguró Raúl López, vecino de Montequinto, algunas personas llamaron a la Policía para denunciar el hecho. "Hubo momentos de mucha tensión pero finalmente logramos que se fueran sin instalar nada", comentó. La portavoz de la Plataforma Montequinto, Asunción González, declaró que en el mástil hay antenas de telefonía móvil de varios operadores que "han ido aumentando en número para ampliar su cobertura, lo que no respeta el real decreto de 2001 que exige que se minimicen los riesgos de emisiones en zonas sensibles", algo que según el candidato del PP "ha incumplido el gobierno local sistemáticamente". La portavoz lamentó que durante estos años "se hayan producido siete casos de leucemia, habiendo muerto dos niños".

Los vecinos denunciaron el pasado 2 de abril ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Sevilla el asunto. Al día siguiente, el Consistorio nazareno pareció reaccionar ante la demanda vecinal y anunció que todos los trámites referidos a las instalaciones de antenas de telefonía en el municipio quedaban paralizados. "Estábamos estudiando la medida desde hace meses pero todo se ha acelerado por la incipiente preocupación ciudadana", aseguró el portavoz del gobierno local, Agustín Morón. El edil anunció que están a la espera de que se redacte una nueva ordenanza, sin embargo, defendió la actual regulación que existe en la localidad: "Los estudios de nuestros técnicos demuestran que las emisiones están muy por debajo de lo establecido".

A pesar del anuncio, la Fundación Montequinto ha anunciado la creación de una coordinadora de afectados a nivel local "para continuar luchando y que erradiquen ésta y muchas otras antenas que las compañías camuflan en forma de chimenea".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios