Provincia

El PP denuncia anomalías en las obras de regantes del Bajo Guadalquivir

  • Se habrían cobrado unos trabajos que se encuentran al 60%

Comentarios 1

El Partido Popular y varios representantes de los agricultores de la comarca del Bajo Guadalquivir denunciaron ayer la situación en la que se encuentran las obras de modernización de la Comunidad de Regantes de esta zona.

Según la parlamentaria del PP por Sevilla Dolores Calderón, el plazo para la finalización de las obras termina el 15 de septiembre, pero "aún faltan por ejecutarse el 40% de los trabajos", debido a una paralización que ha contado con "múltiples defectos de ejecución". Según Calderón, se han detectado "graves irregularidades" en la ejecución de estas obras, puesto que "se han ido pagando certificaciones cuando aún no estaban ejecutadas".

En 2005 se iniciaron unos trabajos en el Bajo Guadalquivir que consisten en la construcción de tres balsas de regulación más la instalación de riego presurizado localizado y filtrado con el objetivo de mejorar la situación de los agricultores . Esta modernización afecta a los municipios de Los Palacios, Utrera, Las Cabezas y Dos Hermanas, donde los principales cultivos son los de algodón, remolacha, cereal y tomate, que ocupan 12.836 hectáreas.

El proyecto, que afecta a las posesiones de pequeños parcelistas, se aprobó con un coste de 64 millones, de los cuales 40 serían subvencionados por la Junta con fondos Feder y 24 millones a cargo de la comunidad de agricultores.

Sin embargo, y según la parlamentaria, se ha producido un incremento "considerable", de aproximadamente 21 millones de euros, "que tienen que pagar los agricultores".

Calderón dijo que la situación se da en una zona "muy castigada" por las últimas decisiones políticas en temas agrícolas. Aseguró que pedirá en el Parlamento la comparecencia de la consejera, Clara Aguilera, así como una investigación para "saber qué ha ocurrido con el dinero de las subvenciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios