El PP denuncia el retraso en la aprobación de los presupuestos

  • El portavoz popular asegura que impedirá la ejecución de un 30% de las inversiones el mismo día en que el gobierno presentó su proyecto de cuentas

El portavoz del PP de Alcalá de Guadaíra, Javier Jiménez, denunció ayer que el retraso en la aprobación de los presupuestos afectará a la ejecución de un 30% de las inversiones. En rueda de prensa, Jiménez criticó que el gobierno municipal que encabeza Antonio Gutiérrez Limones (PSOE) haya incumplido la ley de bases del régimen local, que establece la aprobación de los documentos presupuestarios entre el 15 de octubre y el 31 de diciembre del año anterior al de aplicación del presupuesto.

El edil del PP ha añadido que el presupuesto de 2008 no entrará en vigor "hasta mediados de año", lo que dejará sin materializar el 30% de las inversiones, circunstancia que ha achacado a la "dejadez, irresponsabilidad e inoperancia" del Ejecutivo local.

Este retraso afectará a los proveedores del Consistorio, "sobre todo a los pequeños comerciantes" y a los vecinos en general, afirmó. El portavoz popular criticó, asimismo, el "desgobierno reinante" en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, ya que el grupo socialista tiene una "obsesión" por promocionar la carrera como senador del alcalde. Este "nivel de desgobierno" crecerá cuando se incremente la actividad en la Cámara Alta y "pase la mayor parte de la semana" en Madrid.

Mientras, el gobierno local presentó también ayer el proyecto de presupuesto municipal para el ejercicio 2008, que prevé una inversión de más de 84,6 millones de euros, un 6,87% más que en 2007. La concejal de Hacienda del Consistorio alcalareño, María José Borge, explicó en un comunicado que los presupuestos, que se presentaron en la tarde de ayer al Consejo Económico y Social e irá al Pleno de este mismo mes, "plasma los compromisos adquiridos de cara a la gestión del gobierno de la ciudad durante el mandato entre los años 2007-2011".

Así, aclaró que al ser el primer presupuesto del mandato "no se debe contemplar como un plan económico, sino como un plan integrado a medio plazo" y concretó que es "el más complicado, porque recoge el programa electoral para estos cuatro años".

Además, aseguró que se trata de un presupuesto "muy participativo y está "adaptado a la nueva estructura organizativa de cara a aplicar la nueva Ley de Modernización de las administraciones públicas".

En concreto, el presupuesto asciende a 84.694.248 millones de euros, lo que supone un aumento con respecto al ejercicio anterior de 5,4 millones, es decir, una subida del 6,87%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios