Pedrera mantendrá el refuerzo de la Guardia Civil

  • Ascienden a 4 detenidos y 8 denunciados por las protestas

  • Se desarrollarán medidas para "reconducir la convivencia y recuperar el clima de tranquilidad"

Un coche de la Policía Local a las puertas del Ayuntamiento de Pedrera Un coche de la Policía Local a las puertas del Ayuntamiento de Pedrera

Un coche de la Policía Local a las puertas del Ayuntamiento de Pedrera / EFE

El municipio sevillano de Pedrera ha desarrollado este viernes una junta local de seguridad, presidida por su alcalde, Antonio Nogales (IU), para abordar los incidentes producidos el fin de semana tras el accidente de tráfico entre vecinos de origen rumano y otros de la propia localidad, una reunión en la que se ha acordado mantener el refuerzo de la Guardia Civil y donde se ha informado de que ascienden ya a cuatro los detenidos por su participación en el vuelco de vehículos que se produjo y a ocho los denunciados, siete porque participar en menor forma en esas protestas y otras por incitación a través de las redes sociales.

"Quiero lanzar este mensaje para que sepa todo el mundo que no sale gratis, no vale esconderse entre el grupo, entre la masa o en las redes sociales para estimular el odio y la xenofobia", ha sentenciado tras la reunión el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, que deja claro que la Guardia Civil sigue investigando y no descarta que se puedan producir nuevas detenciones.

El responsable estatal indica que se seguirá manteniendo el refuerzo de la Guardia Civil "durante el tiempo que haga falta como medida preventiva", ya que se ha mostrado convencido de que "no se van a repetir estos hechos porque ésta es una localidad de las más tranquilas de la zona y esperamos que no vuelva a pasar". Preguntado por el estado de la persona que resultó herida en la discusión posterior, explica que, según le ha informado un familiar, está "bastante afectado sobre todo psicológicamente".

Ha pedido "mucha prudencia en lo que se hace, en lo que se dice en todas las personas implicadas" y asegura que el dispositivo de la Guardia Civil se mantendrá "el tiempo que haga falta", teniendo en cuenta que actualmente hay entre 20 y 37 agentes, el número máximo que se ha alcanzado estos días atrás. "La tranquilidad es absoluta. Está claro que ha habido problemas, pero no de seguridad, sino de integración y de respeto que no se resuelven solo con medidas de seguridad", añade, considerando que hay que tomar otras medidas "mucho más completas".

De su lado, el alcalde ha detallado que en la citada reunión se han dado "datos objetivos, que son sobre los que tenemos que trabajar", y afirma que se ha asumido la parte de "responsabilidad como ciudadanía, como pueblo y yo, la máxima, como responsable político". "Nos hemos emplazado a la semana que viene con tranquilidad y hemos de analizar, primero, en qué hemos fallado y estamos fallando todos, desde el alcalde hasta el último vecino pedrereño o rumano", advierte.

Apuesta por empezar a "lavar la imagen" del pueblo, que "ni mucho menos tiene nada que ver con lo que ha pasado", mientras que asegura que él también tendrá que hacer lo propio con la suya por las palabras "irresponsables que manifesté en una asamblea complicadísima donde la gente me decía 'a por ellos, échalos y matarlos'". "Yo tengo mis razonamientos pero habrá muchos vecinos que tengan otros, así que vamos a ponerlos en común y vamos a trabajar", recalca.

Tras la junta de seguridad, se ha convocado otra reunión con los agentes sociales de Pedrera, como las sociedades, las hermandades, Cáritas, los sindicatos y los partidos políticos "y las personas que quieran opinar". "Quien quiera opinar va a ser bien recibido, pero quien venga a decir 'a por ellos o mátalos' no van a ser bien recibidos", añade.

En este marco, apuesta por el desarrollo de medidas para "reconducir la convivencia y recuperar el clima de tranquilidad". "Se está trabajando en el control de las situaciones delictivas, en el control de las personas que alteran el orden público y en la detención y puesta a disposición del juez de las personas que infringen la ley. Están trabajando y no se ha dejado de hacer nunca. La Policía Local ha hecho un trabajo encomiable y maravilloso, sobre todo este fin de semana, junto con la Guardia Civil", subraya

Nogales ha abogado por "tranquilizarnos, aislar a esos violentos anímicamente y también a esas personas que quieren sacar rédito de esta situación lamentable, mientras que después se asumirá nuestra parte de culpa y reflexionaremos todos". "Yo asumo la mía porque tal vez no hayamos valorado que esa integración ha sido de la mejor manera", advierte, tras hacer referencia al accidente de tráfico y la "reyerta" posterior entre dos vecinos, "que originó una avalancha de personas en la puerta de la jefatura y dos concentraciones convocadas a través de las redes sociales que han llevado a unos hechos lamentables e inexplicables".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios