Los arroceros acusan a Costas de dejar actuar "a sus anchas" a la Autoridad Portuaria

  • Concentración ante ambos organismos para pedir "los informes" de la acciones llevadas a cabo ante la salidad del Guadalquivir.

Comentarios 4

La Federación de Arroceros de Sevilla (FAS) se ha concentrado ante la Jefatura de Costas y la Autoridad Portuaria de Sevilla para protestar por su pasividad ante la situación de incremento de salinidad, turbidez y velocidad de penetración de las mareas en el río Guadalquivir.

Más de 200 arroceros, según fuentes policiales, se han congregado en la Avenida de la Raza, en la capital sevillana, cortando el tráfico durante unos 50 minutos, para protestar con tambores, pitos, trompetas y cohetes, entre otros medios, y pedir la presencia de Chaves a través de gritos e improperios.

La manifestación ha comenzado en los alrededores de la Jefatura de Costas, que fue ocupada por casi todos los congregados, que causaron diversos destrozos, para "pedir al jefe de servicios" de dicha organización "los informes sobre las acciones llevadas a cabo en el río durante" este año, ya que se lo habían pedido anteriormente "sin recibir respuesta alguna a la ministra de Fomento y a la de Medio Ambiente", según el director general del FAS, Manuel Cano.

El presidente del FAS, Julián Borjas, ha señalado a la Jefatura de Costas como una de las culpables de la situación del Guadalquivir debido a que "ha habido un dejación de funciones permitiendo una total libertad de movimientos a la Autoridad Portuaria, que actúa a sus anchas en el río sin que este organismo intervenga".

Desde la Jefatura de Costas, los arroceros se han trasladado hasta la Autoridad Portuaria de Sevilla, donde han hecho entrega de la "documentación necesaria, según la Ley", para "exigir la información precisa sobre los dragados realizados tanto en el estuario como en su desembocadura" y que "en un plazo máximo de dos meses" tiene la obligación de responder, según Cano.

Representantes de la FAS y el presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Fernández, se han reunido para tratar el problema negando todas las acusaciones de los arroceros y afirmando que a ellos también les afecta esta situación ya que el fango impide el paso de los buques.

Las últimas mediciones del FAS han llegado a detectar niveles de sal "superiores a los cinco gramos por litro", según algunos arroceros presentes en la manifestación.

Según un comunicado de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), la planta arrocera se puede regar con niveles de sal de "hasta un gramo o gramo y medio por litro", mientras que "por encima de esa cantidad la sal provoca estrés en la planta y la cosecha se echa a perder".

El elevado nivel de salinidad del estuario causado por el incremento de la velocidad de las mareas y la turbidez del agua están motivados por "los dragados continuados del canal de navegación del río Guadalquivir para permitir la entrada de barcos de mayor calado", y por "la limpieza de la barra de arena de Sanlucar de Barrameda llevados a cabo por la Autoridad Portuaria", según los arroceros y el comunicado de ASAJA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios