La burocracia judicial frustra la captura en República Dominicana del 'Dioni' de Almensilla

  • La Policía solicitó el 5 de febrero a la juez una orden internacional de detención y dos meses después la decisión sigue sin adoptarse

La Policía tenía localizado en República Dominicana a Julio Mateos Palacios, el tesorero de la junta de compensación del sector F de Almensilla y conocido como el Dioni de esta localidad aljarafeña por haberse apoderado supuestamente de 3,7 millones de euros, desde hace dos meses pero la burocracia judicial en un juzgado que ha tenido hasta tres magistrados en los últimos meses ha frustrado su captura.

La Brigada de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) tenía una información de una gran "fiabilidad" respecto a que el tesorero se había refugiado en República Dominicana, país caribeño con el que le vinculaba un entramado de empresas para la exportación de aceites españoles, según explicaron ayer fuentes del caso.

El 5 de febrero, los investigadores policiales presentaron un informe en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Coria del Río, que investiga la presunta apropiación indebida que se atribuye a Julio Mateos Palacios, en el que, tras informar de las pesquisas policiales y de la posible ubicación del fugado -aportaban incluso el domicilio donde según los agentes se hallaba refugiado con su posible pareja y un plano de Google maps detallando la zona concreta donde se hallaba-, solicitaba al juzgado que cursara una "orden internacional de detención" para su tramitación a través de los mecanismos de cooperación policial y judicial internacional.

A pesar de que la petición se realizó con fecha 5 de febrero pasado, la misma no se ha cursado hasta el momento, según explicaron las mismas fuentes, que recordaron que desde que la junta de compensación del sector F de Almensilla presentó la denuncia tras la huida del tesorero -en mayo de 2015-, este juzgado de Coria del Río ha sido servido por hasta tres magistrados distintos.

La última juez decidió recientemente tramitar la petición de la Policía no como una orden internacional para la captura del sospechoso del desfalco, sino como una orden europea de detención y entrega, lo que exige que previamente a su adopción se dé traslado de la petición a la Fiscalía y a la acusación particular para que, en el plazo de dos días, se pronuncien sobre la misma. La acusación particular que ejercen los denunciantes ya han respondido a la juez, apoyando esta decisión pero dado que se ha revelado el paradero del fugado lo más probable es que éste ya no se encuentre en República Dominicana para cuando se curse dicha orden. El tesorero informó a los miembros de la junta de compensación de la urbanización Santa Iglesia, mediante un correo electrónico, de que había "cogido dinero" y había intentado acelerar unas ventas para reponerlo, pero después desapareció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios