Villamanrique de la condesa

Las multas por infracciones leves podrán pagarse con trabajos para la comunidad

  • La ordenanza se ha hecho pensando en los pequeños actos de vandalismo y algunas infracciones de tráfico de los más jóvenes. La medida pretende ayudar también a las familias con pocos recursos .

Comentarios 2

El Ayuntamiento de Villamanrique de la Condesa se ha sumado a los municipios que tienen aprobado un reglamento específico para permitir que algunos tipos de sanciones económicas por incumplir las ordenanzas locales -nunca por faltas graves o cuando se trate de conductas reincidentes- puedan sustituirse con trabajos al servicio de la comunidad.

Según el alcalde, José Solís (PSOE), el reglamento se ha hecho pensando, especialmente, en los pequeños actos vandálicos que cometen algunos adolescentes o jóvenes y en las infracciones leves de tráfico y seguridad vial, como un coche mal aparcado, con el fin de que esas labores tengan un componente añadido de educación y sean disuasorias. No obstante, puede suponer además un alivio para las familias que, como consecuencia de la crisis, no puedan afrontar una sanción económica, aunque sea una cantidad pequeña.

Según la ordenanza municipal, que entró en vigor el pasado 30 de octubre tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), la conmutación de la sanción económica por estos trabajos nunca podrá hacerse sin el consentimiento del afectado o de sus padres, si se trata de un menor de edad. También se debe acreditar que no se tienen ingresos económicos. De forma previa, los servicios sociales deben emitir un informe.

Los que decidan acogerse a ella tendrán que solicitarlo en el Ayuntamiento, en el plazo de quince días desde que hayan recibido la notificación de la sanción. Podrán ser destinados a trabajos en el archivo o en la biblioteca, en el área de bienestar social o medio ambiente, la limpieza pública o el mantenimiento y reparación del mobiliario urbano, así como en centros asistenciales, entre otros. Se ha establecido que una sanción de 30 euros equivaldrá a una jornada de trabajo de siete horas, que se distribuirán teniendo en cuenta la situación familiar y laboral del infractor en cuestión, para no causarle problemas.

Aunque la ordenanza afecta a las infracciones relacionadas con las ordenanzas municipales, el Ayuntamiento de Villamanrique lleva casi un lustro colaborando con los juzgados, que remiten a los condenados por otras cuestiones que pueden conmutar parte de su pena o sanción con trabajos de este tipo. Según los datos del alcalde, cerca de medio centenar de personas han podido pasar por el Consistorio de esta forma.

El pasado mes de febrero, también publicó una ordenanza similar a esta de Villamanrique de la Condesa el Ayuntamiento de Dos Hermanas, pensando especialmente en los parados del municipio, con problemas para hacer frente al pago de multas de tráfico, por ejemplo.

Como en el caso manriqueño, el Consistorio nazareno lleva años colaborando con los juzgados para que personas que están empadronadas en el municipio y han sido condenadas por otros asuntos puedan conmutar su pena o sanción trabajando para el Ayuntamiento, siempre en lo que se entienden como servicios que repercuten en beneficio de la comunidad. Ocurre con cerca de 300 personas adultas cada año, a lo que habría que sumar un número muy importante también de menores de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios