Alcalá de guadaíra

La grúa municipal ha funcionado sin ITV y con vehículos embargados

  • Un informe del subinspector de la Policía Local alerta de las graves deficiencias de este servicio, que ha propiciado que hasta se roben motos del depósito oficial

Comentarios 2

Un informe firmado por el subinspector de la Policía Local de Alcalá de Guadaíra, registrado el 28 de enero, advierte que el servicio de la grúa municipal se ha estado prestando con graves anomalías. Entre otras cosas, tres de las cuatro grúas usadas por la empresa adjudicataria para retirar vehículos por orden de la Policía no tienen la ITV en vigor y sobre dos de ellas pesan órdenes de embargo. Además, la inspección ha revelado que "la mayoría" de los gruístas que han pasado por el servicio "no poseían el permiso de conducir" para estos vehículos, que circulaban sin elementos necesarios, como "radio emisora, linternas, conos y cepos" y sin "la documentación administrativa".

El escrito, difundido por un colectivo vecinal y confirmado por el gobierno de Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), determina, por otro lado, que la empresa "no posee, ni ha poseído" depósito de vehículos, a pesar de que es una "condición imprescindible para hacerse con el contrato" que se decidió en un concurso público en marzo de 2007. En el proyecto que presentó la empresa dijo que utilizaría "una nave" equipada que nunca existió.

Pero los coches retirados se han almacenado precariamente: primero en una antigua casa de coches y luego en una "explanada de albero frente a la fábrica de Santa Bárbara, donde se llevaban los de abandono" y que era vigilada por un ciudadano que vivía "en una caravana en pésimas condiciones". Más tarde, se depositaron en el campo de fútbol de la Avenida Santa Lucía, con los coches a la intemperie y sólo rodeados por vallas, sin "ninguna de las medidas de seguridad e higiene".

Es en estas condiciones se produjo el robo de hasta cinco ciclomotores, dos de cuyos propietarios ya han presentado reclamaciones patrimoniales al Ayuntamiento por los daños. Otras dos motos no se han recuperado y una tercera apareció calcinada. El último almacén ha sido una cochera en la calle Manuel de Falla.

El supervisor del contrato de la grúa alude a otras "irregularidades en la gestión de los vehículos" y pone un ejemplo: supuestamente, los Bomberos solicitaron un determinado tipo de coches para practicar "excarcelaciones" en caso de accidentes de tráfico, pero el empresario de la grúa "manifestó" ante la petición que por ese tipo de coches "ya le habían dado un dinero en la chatarrería y que era una tontería destrozarlos". Aportó otros. El propio subinspector se pregunta -"estupefacto", según sus palabras-, "quién era él para vender vehículos que no eran suyos sino del Ayuntamiento y que su tratamiento iba a ser de RSU (residuos sólidos urbanos)". También pone en duda la veracidad de los certificados de descontaminación antes del desguace, expedidos por una empresa del mismo empresario en Estepona. "¿Cómo se ha descontaminado el vehículo cuando aún está en el depósito municipal de Alcalá?", pregunta.

Fuentes del equipo socialista explicaron que en la junta de gobierno local que se celebró tres días después de tener conocimiento de las mismas se inició un expediente para investigarlas y actuar en consecuencia con la máxima celeridad. El mismo portavoz destacó que otro informe del anterior jefe de servicio, del 15 de octubre, decía que todo era correcto. Por el momento, el gobierno local ya ha certificado que la grúa que está usando actualmente "está conforme a ley".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios