Villaverde del Río

El juez ordena que la niña saharaui regrese con su madre al final del curso

  • El juzgado de Lora del Río dispone que la menor permanezca con su familia de acogida en Villaverde del Río como muy tarde hasta el 23 de junio.

Comentarios 1

El juzgado de Lora del Río ha ordenado hoy que la niña saharaui de 7 años que se disputan la familia de acogida y su madre biológica sea entregada a esta última cuando finalice el presente curso escolar y, como muy tarde, el 23 de junio de este año.

Fuentes del caso han dicho hoy a Efe que el juez ha decidido que la niña se quede con los padres de acogida, pero que la madre biológica pueda estar con ella siempre que lo pida y el encuentro tenga lugar en Villaverde del Río, localidad sevillana en la que reside la menor.

Al mismo tiempo, el juez ha ordenado que los servicios sociales de la localidad hagan un seguimiento de la menor de forma que se garanticen sus derechos, se eliminen sus dificultades sociales y los factores de riesgo.

Todo ello, continúa la decisión judicial, sin perjuicio de que el estudio de los servicios sociales y el seguimiento obliguen a tomar otra resolución en caso de que sea más recomendable para la menor.

Esta decisión se produce después de que la semana pasada la Fiscalía de Sevilla pidiera que la niña saharaui se quedara con sus padres de acogida españoles, en lugar de ser entregada a su madre, mientras el Equipo Psico-Social del juzgado evalúa su situación y la mejor forma de que se produzca el regreso con su familia biológica.

La menor, que fue operada en Sevilla de una cardiopatía, vive con sus padres de acogida desde febrero de 2006.

El matrimonio sevillano pidió el pasado 31 de octubre de 2007 que se prorrogue la situación de acogimiento hasta que termine su tratamiento médico, por motivos de integración y para que pueda concluir en España el actual curso escolar.

La madre biológica, mientras tanto, ha presentado una denuncia penal contra el matrimonio de acogida, al que acusa de un presunto delito de sustracción de menores.

La niña, nacida en un campo de refugiados de Argelia, fue operada de una cardiopatía en Sevilla en marzo de 2003, luego regresó un tiempo al campamento y desde junio de 2005, con motivo de una revisión médica, reside en España, primero en compañía de su madre y desde febrero de 2006 con el matrimonio que la acoge en la actualidad.

La madre biológica, G.M.B., que se trasladó a Menorca a trabajar en la hostelería, sostiene que accedió al acogimiento para evitarle problemas burocráticos a su hija.

Afirma en su denuncia que cuando en 2007 intentó recuperar a la menor el matrimonio sevillano se negó a ello, aunque los afectados defienden que sólo buscan lo mejor para la niña y por eso quieren que sea el juez el que decida sobre la situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios