La recaudación de impuestos se recupera tras la caída por la crisis

  • La cuantía de los recibos cuya gestión está delegada al Opaef se incrementa en 9 millones de euros

  • El cobro en voluntaria vuelve al 83%

  • La regularización catastral es clave en la subida

Una trabajadora de la sede central del Opaef consulta la web del organismo, en la que se prevén mejoras el año que viene. Una trabajadora de la sede central del Opaef consulta la web del organismo, en la que se prevén mejoras el año que viene.

Una trabajadora de la sede central del Opaef consulta la web del organismo, en la que se prevén mejoras el año que viene. / M. G.

Comentarios 2

Los ayuntamientos sevillanos están aumentando sus ingresos vía impuestos. Así se desprende de los datos provisionales de 2017 del Opaef (Organismo Provincial de Asesoramiento Económico y Fiscal) de la Diputación, que gestiona este aspecto en casi la totalidad de los municipios de Sevilla, salvo Mairena del Aljarafe.

Entre el 1 de enero y el 30 de noviembre, ha emitido recibos sujetos a padrón (es decir, que se sacan periódicamente y no dependen de hechos puntuales como licencias de obras o plusvalías) por valor de 366 millones de euros. Son 9 millones de euros más o un 2,5% más que en el mismo periodo de 2016. De esa cantidad, 304 millones se han recaudado ya en el periodo de pago voluntario, con un incremento del 3,7% o de 11 millones de euros.

1,42%En el IBI urbano. La suma de los recibos emitidos se ha incrementado en 3 millones de euros en un año

En estas cifras están incluidos el IBI, el sello del coche, el Impuesto de Actividades Económicas y tasas municipales, como la basura o el agua, y en todas se ha producido incremento. Según el gerente del Opaef, Juan Francisco González, el aumento tiene que ver por un lado con que el organismo se ha hecho cargo del cobro de nuevas figuras tributarias (sobre todo tasas, como las de la basura, por cesiones de algunos ayuntamientos, como Albaida del Aljarafe, que ha ampliado su convenio), aunque también lo atribuye al proceso de regularización catastral que el Ministerio de Hacienda y Función Pública ha realizado en los últimos años en la mayoría de los municipios del país, incluida Sevilla, para detectar ampliaciones u otras construcciones que no estaban declaradas y que tributen correctamente.

En el caso concreto del IBI (el Impuesto de Bienes Inmuebles por el que tributan anualmente todas las construcciones), el valor total de los recibos que se han emitido hasta noviembre se ha incrementado en tres millones de euros con respecto a 2016 en urbano. La recaudación lo ha hecho 5,8 millones, un incremento del 1,42%. En el caso del IBI rústico, el incremento ha sido del 1,52%, con 1,1 millones de euros más de recaudación que se atribuye también a esas actualizaciones catastrales.

El 83,09% del montante total que suponen todos los recibos emitidos por el Opaef entre enero y noviembre se han cobrado en el periodo voluntario de pago, es decir, sin llegar a los apremios. De este modo, la recaudación en voluntaria vuelve a los niveles previos a la crisis económica. En este sentido, en el año 2010, el porcentaje que se recaudaba en los plazos iniciales para pagar estaba también en un 83%. Pero a partir de ahí comenzó a caer, con el aumento del desempleo y la merma de ingresos en las familias, así como la necesidad de éstas de priorizar otros gastos esenciales. El año pasado ya creció, pero se quedó en un 82,03%.

El gerente del Opaef destaca que es difícil trazar el perfil más habitual del deudor de impuestos en Sevilla, si bien subraya que en los últimos años, y como consecuencia de la crisis, han proliferado los concursos de acreedores de empresas que se crearon en el periodo de auge económico. En el momento en el que un administrador judicial se hace cargo, toda la acción recaudatoria se interrumpe y eso se ha notado en el balance en este sentido.

En lo que respecta al periodo ejecutivo -es decir, cuando empiezan los apremios y recargos y se puede llegar al embargo-, el Opaef ha recaudado entre enero y noviembre 5,5 millones de euros más de tributos locales que en 2016. En este caso, el nivel de recaudación sobre el dinero pendiente está entre el 24 y el 25%. El Opaef también se hace cargo del cobro en ejecutiva de otros impuestos de la Junta, que se incrementó en 500.000 euros de forma interanual. Entre ambos tipos, se han gestionado 432 millones de euros de recibos en ejecutiva, 9 más que el año pasado que equivalen a un incremento del 2,1%. La recaudación ha sido de 61,3 millones, un 10% más.

Al margen de estos tributos o recibos periódicos, el Opaef realiza la gestión y el cobro de otros impuestos, que sólo se emiten cuando se producen determinados hechos. En total se emitieron entre enero y noviembre 122.000 liquidaciones de gestión tributaria, según se denominan, por 29,8 millones de euros, un 10% más que el año pasado, equivalente a 2,6 millones. En estos recibos están incluidas, por ejemplo, las liquidaciones con carácter retroactivo que tienen que ver también con la regularización catastral. Cuando se detecta que hay, por ejemplo una nueva construcción o una ampliación no declarada, se cobra la parte que correspondería por la misma en los cuatro años anteriores y que no se hizo en su momento. En total, 80.000 de esas liquidaciones han sido por el IBI y otras 8.366 han sido por plusvalías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios