"Mis vecinos dicen que nos matarán, tengo miedo por mis hijos"

  • Un matrimonio denuncia el acoso que sufre por parte de sus vecinos, a los que ha ganado cinco juicios por amenazas

Comentarios 11

Una familia de Castilleja de la Cuesta informará mañana jueves a la Fiscalía de Menores del acoso que están sufriendo sus hijos de cuatro años y nueve meses por parte de unos vecinos. El matrimonio afectado ha interpuesto más de una quincena de denuncias contra la familia que vive en la casa contigua, a la que incluso ha ganado cinco juicios por amenazas, ruidos y agresiones. Uno de los hijos de la familia denunciada fue condenado el año pasado a dos años de cárcel por golpear en la cabeza al denunciante con un bate de béisbol.

"Ahora lo que más me preocupa son mis hijos. Desde las seis de la mañana están haciendo ruido para despertar a mi hija pequeña, que tiene sólo nueve meses. Esta mañana han empezado a dar portazos con la cancela, a subir y bajar las persianas armando escándalo y a dar golpes en las paredes. Hoy he llamado cinco veces al 112 y no ha venido nadie. Luego he avisado al 062 y tampoco. Cuando he llamado a la Guardia Civil de Gines sí me han atendido".

Quien así habla es Rocío Iglesias, de 35 años, esposa de José Luis Paló, que recibió el golpe con el bate de béisbol. Cuenta que a su hijo pequeño no le dejan jugar en el jardín, que le tiran sal diciéndole que eso da mala suerte y que llaman a la Guardia Civil para denunciar que el crío hace demasiado ruido aunque sean las once de la mañana. En alguna ocasión también le han amenazado con "matarle y cortarle el cuello con un cuchillo".

La situación se ha vuelto insostenible para este matrimonio. "Estamos de psiquiatras. Llevan tiempo haciéndonos la vida imposible y hemos tenido que ir a un juicio porque denunciaron que les habíamos amenazado. Fuimos absueltos porque se lo inventaron todo, pero no puedo explicar la vergüenza que pasé al sentarme en el banquillo de los acusados. No paraba de preguntarme qué hacía allí sentada".

Esta mujer sólo pide que la dejen en paz. Incluso ha retirado varias denuncias contra sus vecinos para intentar llegar a un pacto de no agresión. "Tenemos miedo sobre todo por nuestros hijos, porque los pediatras nos han dicho que despertar cada día de forma brusca a un bebé puede causarle algún trastorno". El Defensor del Pueblo Andaluz tiene abierto un expediente sobre el caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios