El Consejo ve "coherente" el decreto

  • Todas las hermandades de Sevilla estarán obligadas a permitir la salida de mujeres como nazarenas.

El presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Adolfo Arenas, ve "coherente" el decreto del arzobispo, Juan José Asenjo, para declarar la "plena igualdad" entre hermanos y, por tanto, la imposibilidad de limitar la salida de mujeres nazarenas.

Arenas señala que con la entrada en vigor de este decreto se da cumplimiento, "no sólo al derecho canónico, sino a las normas ordinarias de igualdad" y se muestra "convencido" de que tendrá buena acogida entre las tres hermandades que aún no habían permitido procesionar a sus hermanas: El Silencio, La Quinta Angustia y El Santo Entierro.

Asimismo, destaca que de este modo se aplica "el rasero por el que de hecho se vienen rigiendo las hermandades en aplicación de la exhortación que hizo el anterior arzobispo", el cardenal Carlos Amigo Vallejo.

Monseñor Asenjo ha decretado "determinar la plena igualdad de derechos" entre los miembros de las hermandades de Sevilla con el fin de que no "sea posible discriminación alguna en razón al sexo, incluida la participación en la estación de penitencia como acto de culto externo".

Con este decreto, que entrará en vigor el próximo 2 de marzo, todas las hermandades que procesionan en la Semana Santa de Sevilla estarán obligadas a permitir la salida de mujeres como nazarenas. Así, quedan "derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango normativo, incluyendo las Reglas de las Hermandades y Cofradías, contradigan esta norma", que será publicada en el Boletín Oficial de la Archidiócesis de Sevilla.

"Como Pastor de la Iglesia de Sevilla no puedo ignorar sino acoger, con solicitud e interés, la petición de cuantas hermanas, ante las dificultades encontradas en el seno de sus hermandades, expresan su vivo deseo de participar, en igualdad de condiciones con sus hermanos, de tan piadoso instrumento de santificación", argumenta el arzobispo de Sevilla.

Además, apunta que este decreto viene a "confirmar, en aras de la seguridad jurídica", la "voluntad" de su antecesor, el cardenal Carlos Amigo Vallejo, "y de la gran mayoría de las hermandades de la Archidiócesis que, de manera progresiva, han acogido la exhortación a reconocer la plena igualdad de derechos entre los hermanos y hermanas de las mismas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios