Alumnos de la Hispalense promueven una "contrarreforma" en Educación

  • Miembros del Cadus iniciarán asambleas de centro a fin de consensuar una propuesta estudiantil única contra el Informe de Expertos de Wert.

Comentarios 1

El Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (Cadus) ha indicado que los estudiantes iniciarán en las próximas semanas asambleas de centro para debatir el Informe de Expertos presentado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, dirigido por José Ignacio Wert, y plantear sus propuestas para la creación de una "contrarreforma"

Esta etapa de consulta ya se inició a mediados de febrero en el seno de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, según explicó el portavoz de la Coordinadora Andaluza de Representantes de Estudiantes (CARE) y delegado del Consejo de Estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide (Ceupo), Raúl Moreno, que apuntó como finalidad a la de consensuar un documento único con el que expresar un alegato contra la Ley de Universidades que fomenta el Ministerio. 

Tras la alternativa ofrecida por la Asamblea Estatal de Representantes de Estudiantes (AERE) ante la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) el pasado 18 de diciembre, se propone ahora una contrarreforma al informe estatal, elaborada con las propuestas de todos los alumnos. 

Ante los cambios "continuados" en las normativas y leyes educativas "no legitimadas por los estudiantes", la alternativa "pretende dar una respuesta en positivo donde se planteen soluciones para la construcción de un sistema educativo realmente accesible y público". 

Así, en la Hispalense, los alumnos se reunirán para debatir y acordar un posicionamiento ante el informe, además de proponer la contrarreforma, para así, en el próximo Pleno del Cadus del 10 de abril, realizar una puesta en común y proponer próximas movilizaciones para el mes vigente. 

Con vistas a expresar el descontento de la comunidad académica, la CARE confía en que para el presente año 2013 las universidades de Huelva, Almería y Granada finalicen el proceso iniciado en las sedes universitarias andaluzas para recoger la posibilidad del paro académico en sus respectivos reglamentos en base a un modelo "tolerante" e "inclusivo" tanto para los que quieran parar como para los que deseen asistir a clase, como ya tienen la UPO y la Universidad de Sevilla, que llevaron a cabo este proceso en la primavera de 2012.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios