Anulan por indefensión la condena a tres futbolistas y tres espectadores

  • La Audiencia de Sevilla ha reconocido que uno de los jugadores fue citado al juicio sin facilitarle ningún tipo de información sobre los hechos que le imputaban

La Audiencia de Sevilla ha anulado, por indefensión, la sentencia que condenó a tres futbolistas del equipo de San Jerónimo, de la Segunda Regional, y a tres espectadores por agredir a los árbitros del encuentro después de que expulsaran del campo a varios de sus jugadores.

La Sección Primera de la Audiencia, en una sentencia a la que ha tenido acceso Efe, reconoce que uno de los futbolistas condenados, F.J.A.N., fue citado al juicio de faltas sin facilitarle ningún tipo de información sobre los hechos que le imputaban o la persona denunciante, por lo que se incurrió en un vicio de nulidad.

Por ello, la Audiencia ordena repetir en su totalidad el juicio que, en octubre de 2006, condenó a pagar sendas multas de 270 euros a los seis condenados por las lesiones que causaron al trío arbitral, encabezado por una joven de 17 años.

Los incidentes ocurrieron el 10 de octubre de 2004 en el campo del San Jerónimo, equipo de la Segunda División Regional, cuando éste perdía por 2 a 3 goles frente al Sevilla Este.

Según la sentencia del juzgado de instrucción 9, facilitada entonces a Efe, los incidentes comenzaron cuando el jugador D.S.F. puso la zancadilla a uno de los linieres y el terreno de juego fue invadido por "entre 30 y 50 individuos", tanto futbolistas como espectadores, con "claras intenciones agresivas hacia el trío arbitral".

Entonces se formó "un gran tumulto que obligó a suspender el partido" y los tres árbitros, protegidos por los jugadores de Sevilla Este, "trataban de marcharse a los vestuarios en medio del acoso y los insultos que recibían".

Cuando se dirigían al vestuario, los jugadores D.S.F. y A.G.R. agredieron a uno de los linieres, al que causaron numerosas contusiones que tardaron en curar siete días, y el jugador F.J.A.N. y el espectador A.G.J. golpearon al segundo linier, al que causaron diversas lesiones y una contractura cervical, además de un estrés postraumático que lo tuvo 60 días impedido para sus ocupaciones habituales.

Por su parte, la esposa de uno de los acusados y la mujer que regentaba el bar del estadio agredieron a la árbitra principal, una joven de 17 años, que como consecuencia de ello padeció policontusiones, contracturas musculares y un trastorno de ansiedad que la mantuvo 40 días de baja, según la sentencia.

La Audiencia de Sevilla, que debía resolver sobre los recursos contra esta sentencia, ha ordenado repetir en su totalidad la vista porque el jugador F.J.A.N., al no ser informado de la acusación, "no pudo llevar al juicio ningún medio de prueba de descargo para corroborar la versión que pueda dar sobre lo acontecido".

Lo único cierto es que este acusado sabía "el día y la hora del juicio, pero no consta que tuviera cabal conocimiento de los hechos por los que era expresa y concretamente denunciado", sostiene la Audiencia, que por ello cree que se ha vulnerado el derecho a un juicio justo que exige el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La Audiencia, por otra parte, rechaza los restantes motivos de nulidad esgrimidos por los demás acusados referidos a que había transcurrido el plazo de prescripción sin ser imputados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios