última jornada de puertas abiertas Los espectadores destacan la luminosidad tras la restauración

Aplausos a la nueva luz del Salvador

  • Más de 84.000 personas han visitado el templo desde el 22 de diciembre

Comentarios 0

Más de 84.000 personas han redescubierto el Salvador durante las jornadas de puertas abiertas que comenzaron el 22 de diciembre y terminaron ayer, con una media de 6.000 visitas diarias, tras más de cuatro años de obras. A pocos pasos por la renovada iglesia, lo primero y lo que más sorprende al espectador es la luz. Una luz que permite redescubrir las esculturas, los retablos, el colorido y las columnas del templo.

María Valenzuela recordaba el Salvador como una "una iglesia lóbrega y oscura", pero al entrar de nuevo en el templo, esta religiosa señaló con entusiasmo en sus ojos los detalles que pasaban desapercibidos hace cinco años y que ahora brillan con luz propia. "Santa Ana y la Virgen, San Cristóbal, los retablos, las columnas, pero ¡fíjate en las columnas! Nunca las había visto hasta ahora y estaban ahí", resaltó con energía esta religiosa. Los que no aprovecharon la ocasión para visitar el Salvador y disfrutar de su renovado aspecto tendrán que esperar hasta el próximo día 2 de marzo, cuando está prevista la celebración de la misa de consagración que oficiará Monseñor Amigo. Antes, en febrero, regresarán las hermandades de Pasión y el Amor para preparar con una ilusión renovada la próxima estación de penitencia. También volverá en esa fecha la del Rocío.

Profesora de Arte en el instituto Politécnico de Los Remedios, Carmen Salvador celebró la recuperación de la iglesia y destacó ayer la originalidad de la iluminación artística incorporada en la restauración, que ha contado con el patrocinio de Sevillana Endesa. "Los focos resaltan colores que se habían perdido por la suciedad y el deterioro y ahora se puede disfrutar de obras de arte como el San Cristóbal o los retablos. La restauración ha merecido la pena. Era necesaria y exigida para un templo tan emblemático como es El Salvador.

Con un aforo máximo de 150 personas, las colas comenzaron a formarse en torno a la escalinata de la plaza a la seis de la tarde. Acompañada por varias amigas, María José Gil señalaba sorprendida el retablo de la capilla de Pasión. "Sabía que estaba ahí pero hasta ahora no había comprobado lo maravilloso que es", comentó esta mujer natural de Burgos y afincada en Sevilla. "Desde luego es de las inversiones de las que más orgullosa estoy en esta ciudad", añadió María José sonriendo mientras contemplaba cada detalle de los retablos.

Familias completas, con carritos de niños incluidos esperaban a las puertas para comprobar el renacimiento del edificio. "Estaba tan abandonada, sucia y oscura hace cinco años, que ahora parece una iglesia nueva, distinta", señaló Carmen Sánchez.

El vicario del Salvador, Francisco Ortiz, hizo balance ayer de las jornadas abiertas y destacó "la expectación y el cariño que han mostrado durante estos días los sevillanos que de nuevo han contemplado del Salvador".

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios