El Ayuntamiento adelantará 500.000 euros para Alcosa

  • Las obras están previstas que comiencen en 2017, en cuyo coste participará el Estado, la Junta, el Ayuntamiento y los vecinos.

El Ayuntamiento de Sevilla invertirá 500.000 euros en licitar la redacción de los proyectos para rehabilitar los bloques en peor estado del Parque Alcosa. Se trata del primer paso para retomar unos trabajos que quedaron estancados en 2012, cuando el Estado retiró su participación en estas obras. El gobierno de Espadas solicitará a la Junta la declaración de Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU), una denominación que hace posible la participación del Estado, la Junta y el Ayuntamiento -junto con la aportación económica de los vecinos- en la inversión que requiere este proyecto. Está previsto que las obras comiencen el próximo año.

Los vecinos de Alcosa ven la luz al final del túnel. Un túnel con demasiadas sombras al que parecen abrirle una ventana en plena campaña electoral. El encuentro mantenido este lunes entre el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López; y los representantes vecinales del Parque Alcosa se ha saldado con un compromiso por parte del Ayuntamiento de invertir 500.000 euros para licitar la redacción de los proyectos de rehabilitación. Se trata de una partida contemplada en los Presupuestos municipales de este año a cargo de Urbanismo.

Con esta inversión se quiere acelerar el proceso de rehabilitación, de manera que en 2017 comiencen las obras. Para ello, resulta fundamental la aprobación de esta barriada como ARRU, trámite que la Junta gestionará el próximo mes de julio, según adelantó este lunes el consejero de Fomento y Vivienda. Esta denominación sólo la poseen en la provincia de Sevilla el Polígono Sur y los barrios de Los Ranchos (en Morón de la Frontera) y Las Viñas (Lora del Río).

Tal catalogación permite la participación de tres administraciones públicas (Estado, Junta y Ayuntamiento) en unas viviendas de titularidad privada, afectadas desde su construcción por el suelo de arcillas expansivas donde se asientan y por los materiales de mala calidad con los que están edificados. La declaración de ARRU también agilizará los trámites. López aseguró la participación económica de la Junta en la rehabilitación, aunque sin precisar el porcentaje en la inversión, que quedará recogido en el próximo Plan de la Vivienda que se elabore en julio. Respecto a la ayuda estatal, tanto el alcalde como el consejero señalaron que el Gobierno en funciones les ha comunicado que el proyecto de Alcosa tiene "encaje" en el Plan de Vivienda nacional, una afirmación que queda a la espera de los resultados electorales del 26-J y del próximo Gobierno.

Mientras este procedimiento se pone en marcha, los 500.000 euros municipales servirán para redactar, revisar y licitar los proyectos. En este punto conviene recordar que en 2011 las zonas de actuación preferente eran los bloques de pisos que conforman las plazas de Azahín, Encina del Rey y Zocodover. Para la redacción de los estudios previos y los proyectos básicos y de ejecución se presentaron 66 ofertas de empresas. Fuentes municipales aclaran que ahora habrá que actualizar estos expedientes y el informe en el que se basó la selección de dichos enclaves. A ellos se sumarán los estudios elaborados estos años por los técnicos de la Agencia de la Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA). Del resultado de esta revisión se decidirá en qué zonas se actuará el próximo año, por lo que puede que las tres plazas mencionadas o alguna de ellas dejen de estar en la lista de preferencia.

Hasta 2012, cuando se quedó paralizado el proyecto de rehabiiltación de Alcosa ante la decisión del Gobierno central de no participar en su coste por falta de presupuesto, se habían invertido 14 millones de euros. Una cantidad que sirvió para regenerar las viviendas situadas en las plazas Rey Aurelio y Bib Rambla. De esta inversión, 10 millones corrieron a cargo de la Junta y 1,4 por parte del Ayuntamiento. El resto lo puso el Estado y una mínima parte, los vecinos, al tratarse de pisos de titularidad privada. En concreto, la comunidad vecinal de la Plaza Rey Aurelio desembolsó 2.400 euros. Esta participación, aunque parezca muy reducida, es considerable si se tiene en cuenta que la mayoría de los vecinos son jubilados con pensiones que no alcanzan los mil euros mensuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios