El Ayuntamiento liquida sus cuentas de 2012 con un superávit de 48 millones

  • El gobierno local cambia la tendencia deficitaria de los últimos años tras los ajustes aplicados.

Comentarios 12

El Ayuntamiento de Sevilla y sus organismos autónomos y empresas han generado un superávit de 48 millones de euros durante al año pasado, cambiando así la tendencia deficitaria de los últimos ejercicios. Así se desprende del avance de la liquidación del presupuesto de 2012 al que ha tenido acceso este periódico. Según el informe de la Intervención, el pasado año se cerró con un saldo positivo (más ingresos que gastos) de 47.913.623,45 euros, frente al déficit de 12,7 millones registrado en 2011 y de 22,5 millones de 2010.

Según explicaron fuentes municipales, esta nueva tendencia no es coyuntural, "pues la situación actual es más adversa que la de años anteriores", ni tampoco casual, sino reflejo de las políticas en materia de gestión presupuestaria que se están aplicando desde que el PP llegó a la Alcaldía de Sevilla. Por ello, la previsión municipal es que en los próximos años el presupuesto refleje también esta tendencia positiva en sus correspondientes liquidaciones.

El superávit del Patronato del Real Alcázar y Casa Consistorial ha bajado con respecto a los ejercicios anteriores, porque este organismo transfirió al Ayuntamiento seis millones de euros en cumplimiento del plan económico financiero 2010-2012, por lo que no existe tampoco un cambio de tendencia. Sí la hay claramente en el caso del Instituto de la Cultura y las Artes Escénicas (ICAS), donde ya el saldo no es negativo.

El informe del interventor destaca, por otro lado, que el remanente de Tesorería ha evolucionado positivamente, pasando de un negativo en 2011 de 36.799.766,87 euros a un positivo en 2012 de 35.193.310,09 euros. "Es decir, el déficit del ejercicio 2011 queda absorbido y, a su vez, se genera un superávit en el ejercicio 2012", explica el informe.

Los resultados se deben, en parte, a la supresión de la paga extra de diciembre de los empleados municipales, una medida tomada por el Gobierno central y aplicada en la Administración local. Pero el impacto de esta medida ha sido menor que otras tomadas en 2010, como la reducción del 5% del total de las retribuciones a todos los empleados públicos. Lo que sí ha tenido que ver en esta liquidación son otras medidas adoptadas por el gobierno local que, según destacaron fuentes municipales, "no han supuesto ningún recorte en los servicios prestados a los ciudadanos de Sevilla". En esta línea, en el avance de la liquidación de los presupuestos de 2012 se resalta que durante los años 2009 y 2010, como consecuencia también de las medidas adoptadas por el Gobierno central y la Junta de Andalucía, llegaron al Ayuntamiento de Sevilla más de 187 millones de euros para los planes 8000, 5000 y Proteja y, sin embargo, los resultados fueron negativos y parte de estos millones se han tenido que reintegrar en el ejercicio 2012 al no considerarse bien ejecutados determinados proyectos.

No obstante, este superávit también está relacionado con el plan de ajuste puesto en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla para cumplir con el pago a los proveedores. Esta medida ha ayudado pues su objetivo es contener el gasto. De hecho, un elevado porcentaje de municipios de la provincia están cerrando sus cuentas con superávit por primera vez en muchos años por este motivo. Más que un logro de gestión, lo que ocurre es que los planes de ajuste elaborados obligan a aumentar los ingresos y reducir gastos y hacer frente a los créditos del plan de pago a proveedores que se han solicitado a los bancos.

Aun así, el Ayuntamiento de Sevilla insiste en que en el marco socioeconómico actual, estos resultados son un triunfo "así como la justa recompensa a todos los esfuerzos que se han exigido a todas las delegaciones municipales para que optimicen los escasos recursos económicos incrementando la eficiencia de los servicios municipales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios