Bermejo critica a los jueces por su postura en el caso Mari Luz

  • El ministro tilda de corporativismo decir que los errores pueden ocurrir otra vez

Comentarios 2

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, cree que la advertencia de la junta de jueces de Sevilla de que existe el "riesgo cierto" de que se repita un error como el del presunto asesino de la niña Mari Luz Cortés, que seguía en libertad a pesar de que estaba pendiente de ser encarcelado por abusar sexualmente de su hija, es una "defensa corporativa difícilmente sostenible".

Fernández Bermejo señaló en rueda de prensa que el conjunto de la actuación judicial es satisfactorio y que, afortunadamente, no existen ese tipo de problemas que se han detectado en este caso. "Aquí ha existido una cadena de disfunciones muy grave", dijo el titular de Justicia al referirse al hecho de que se haya tardado más de dos años en dictarse la sentencia de apelación por parte de la Audiencia Provincial de Sevilla y que se haya paralizado una ejecutoria de una condena de dos años y nueve meses de prisión.

El ministro destacó que no son normales esas disfunciones y que, aunque son puntuales, "merecen la atención del Consejo General del Poder Judicial", que ya ha reaccionado con la apertura de una investigación sobre las causas de ese retraso.

El CGPJ ya "se ha olvidado de cortinas de humo, de cadenas perpetuas y registros y, por fin, se ha centrado en lo que hay que centrarse", indicó Bermejo, en alusión al debate abierto por el portavoz del máximo órgano de gobierno de los jueces, Enrique López, sobre la posibilidad de imponer la condena a cadena perpetua a determinados delincuentes.

Bermejo se dirigió directamente a la junta de jueces de la jurisdicción Penal de Sevilla que han alertado de la posibilidad de que pueda repetirse un error como el del caso Mari Luz para afirmar que lo que debe hacerse es aplicar el régimen disciplinario. "Yo les diría que el sistema judicial funcionará mejor y los jueces tendrán mejor crédito si, ante hechos como éste, se reacciona con las herramientas disciplinarias que el reglamento prevé y se elimina cualquier duda de que exista respuesta". "Eso da crédito a las instituciones, que apliquen la ley en todo momento, también cuando quien la ha infringido son miembros de esas instituciones, sea del rango que sea", subrayó. Por último, Bermejo aclaró que ésa es la forma de asegurar que las disfunciones detectadas tengan una respuesta, "absolutamente fundada en derecho y con toda garantía, pero va a haber una respuesta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios