Calatayud insiste en que todos están "pringados" en el caso Mari Luz

  • El juez ve responsabilidades en los padres de la niña, el magistrado, el fiscal y el CGPJ

El juez de Menores de Granada, Emilio Calatayud, insistió ayer en que los padres de Mari Luz Cortés deberían "meditar qué grado de responsabilidad" les corresponde por "acción u omisión", y volvió a advertir que desde el juez hasta los progenitores, pasando por la Fiscalía y el Consejo General del Poder Judicial, están "pringados".

El juez Emilio Calatayud, que ayer pronunció una conferencia en Sevilla, aseguró que su intención no es "culpabilizar" a los padres de la víctima, aunque en el capítulo de responsabilidades consideró que "algo tendrán que decir" Juan José Cortés y su esposa, aludiendo a un escenario en el que "una criatura de cinco años anda sola por la calle". "Lo piensa todo el mundo", aseveró este juez.

A su juicio, los padres de la menor deberían "meditar qué grado de responsabilidad" recae en ellos a tenor de que podrían haber incurrido en "alguna acción u omisión". "Algo pensarán, digo yo", dijo el juez mientras gráficamente se encogía de hombros y resumía la principal premisa de su planteamiento: "Somos todos responsables, no sólo el juez Tirado" por no comprobar si se había ejecutado la condena a Santiago del Valle por los abusos sexuales a su propia hija.

El juez de menores reconoció que Rafael Tirado y la secretaria de su juzgado, sancionados ambos por el retraso en la tramitación de la causa a Del Valle, "han podido cometer un error", pero recordó que la Fiscalía y el servicio de inspección del Consejo General del Poder Judicial también lo habrían hecho como garantes últimos de la ejecución de las condenas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios