La Cámara de Cuentas insta a controlar más las encomiendas a entes municipales

  • Cree que hace falta una normativa interna y presupuestar con más precisión su actividad

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha recomendado al Ayuntamiento de Sevilla que elabore un normativa que regule el régimen jurídico de las encomiendas de gestión a sus empresas que tengan por objeto la ejecución de obras o servicios. En el caso de la empresa pública de vivienda Emvisesa "no queda justificada que la realización de las encomiendas responda a razones de eficacia, eficiencia y buena gestión, al no disponer la empresa de los medios necesarios para efectuarlas", dice.

En su informe de Fiscalización de las transferencias efectuadas por el Ayuntamiento de Sevilla a sus entidades dependientes, del ejercicio 2013, el ente precisa que la liquidación del presupuesto del Ayuntamiento presenta obligaciones reconocidas netas de más de 686,2 millones euros, de las que 231,5 millones se corresponden con las transferencias efectuadas a sus entidades dependientes.

Las entidades que son beneficiarias de las transferencias en ese ejercicio son la Gerencia de Urbanismo, el Instituto Municipal de Deportes, la Agencia Tributaria de Sevilla, el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla, Lipasam, Tussam, Emvisesa, Sevilla Global S. A. -en disolución-, la Fundación Alberto Jiménez-Becerril y la Asociación para la promoción exterior de Sevilla. Entre las conclusiones, el ente fiscalizador apunta que el procedimiento establecido por el Ayuntamiento para presupuestar las necesidades de sus entidades dependientes "no queda reflejado en un expediente concreto". En 2013 se aprobaron incluso modificaciones presupuestarias por importe de más de 48 millones de euros de los cuales 21,5 (el 44%) se corresponden con modificaciones que inciden sobre las transferencias a sus entidades dependientes.

Destacan el suplemento de crédito aprobado para financiar a Tussam (4.346.133 euros) y la ampliación de crédito de la Agencia Tributaria (10.830.115,65 euros). Además, en este último organismo se ha producido una modificación de casi siete millones de euros "que no ha tenido reflejo en el presupuesto del Ayuntamiento, incumpliéndose la normativa", por lo que recomienda que la presupuestación de las necesidades de financiación de sus entes "se realice con concreción y precisión para evitar que sean necesarias modificaciones de crédito considerables".

Asimismo, se ha fiscalizado la ejecución de determinadas encomiendas de gestión en favor de la Gerencia de Urbanismo y de Emvisesa, para realizar obras y servicios, ante lo que el ente fiscalizador considera que el Consistorio "debe elaborar un normativa interna que regule el régimen jurídico de las encomiendas para ejecutar obras o servicios, en la que se incluyan razones que justifiquen usar ese procedimiento, las tarifas que correspondan al ente que asume el encargo, la formalización y publicación de la encomienda o los límites de la subcontratación". A su vez, considera que los estatutos de la Gerencia de Urbanismo "deben adaptarse para recoger expresamente que éste tiene la consideración de medio propio y servicio técnico del Ayuntamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios