Concentración en contra del acoso a mujeres ciclistas en la N-630

  • La Guardia Civil reconoce que la Policía Nacional sólo le ha remitido dos de las cuatro denuncias presentadas

María José, una de las cuatro mujeres que han denunciado el acoso. María José, una de las cuatro mujeres que han denunciado el acoso.

María José, una de las cuatro mujeres que han denunciado el acoso. / m. g.

Comentarios 1

El Club Deportivo Con Mi Gente, con cerca de 500 socios, ha convocado una concentración mañana a partir de las nueve y media de la mañana en tres puntos distintos de Sevilla y Santiponce en protesta por el acoso sufrido por al menos cuatro mujeres ciclistas que fueron perseguidas por un exhibicionista en la N-630, una carretera tranquila de la comarca del Corredor de la Plata que muchos ciclistas usan para entrenar por la baja intensidad del tráfico y su relieve montañoso.

El primer caso denunciado se produjo el Jueves Santo, 14 de abril. A la altura de la salida de Santiponce, un turismo de color granate adelantó a una joven que circulaba sola en bicicleta "demasiado cerca" y a gran velocidad. El vehículo llegó a cruzarse con la joven que circulaba en dirección a El Ronquillo hasta en 12 ocasiones durante una hora y media, al mismo tiempo que se realizaba tocamientos obscenos. El conductor, que ha sido reconocido por las denunciantes como un joven de 30 a 35 años vecino de Aznalcóllar, llegó a esperarla en varias ocasiones estacionado en el arcén, con la puerta abierta, los pantalones bajados y masturbándose.

Al menos otras tres mujeres, todas ellas triatletas, han sufrido el mismo acoso por parte del mismo hombre en el último mes, la última el domingo 14 de mayo. Las cuatro mujeres denunciaron lo ocurrido a la Policía pero la Guardia Civil, competente en el caso al producirse éste en las inmediaciones de Las Pajanosas, reconoce que la Policía Nacional sólo le ha remitido de momento dos de los cuatro escritos, sin que se haya producido ninguna detención aún.

Dos de las denunciantes, por otro lado, ya han recibido una carta del Juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla donde se les anuncia el archivo de sus denuncias, al no considerar "justificada la perpetración de delito". Según el artículo 185 del Código Penal, el delito de exhibicionismo y provocación sexual sólo se considera como tal si las acciones obscenas se realizan delante de un menor o personas con discapacidad.

El Club Deportivo Con Mi Gente, al que pertenece una de las mujeres acosadas, ha realizado un llamamiento a otros clubes para que participen mañana en una concentración "contra el acoso de las mujeres ciclistas", que comenzará a las nueve y media de la mañana en la Glorieta Olímpica, junto al Puente del Alamillo. Los deportistas continuarán en ruta hasta el monumento al ciclista en Santiponce, junto a la N-630, para terminar a la una de la tarde en la Delegación del Gobierno, en la Torre Sur de la Plaza España. "Queremos presentar a la Delegación del Gobierno un escrito para pedir que la Guardia Civil investigue los hechos y que los actos de este hombre, que es conocido por todos en Aznalcóllar, no queden impune", comentó ayer Domingo Guijarro, presidente del Club Deportivo Con Mi Gente. "Si el exhibicionismo no es delito, que al menos lo investiguen por conducción temeraria porque sí es un peligro para la seguridad vial", añadió.

"A mi edad, el exhibicionismo no me da miedo, lo que me da miedo es tener un accidente, porque este hombre lleva una mano en el volante y otra en la entrepierna y se cruza con las ciclistas a gran velocidad y sin respetar la distancia de seguridad", subrayó María José, una de las cuatro afectadas.

Las triatletas también denunciaron estos hechos a través de las redes sociales para alertar a otras mujeres que entrenan solas por la N-630, pero no todo han sido muestras de apoyos. A algunas de ellas las han acusado de "mentir para buscar patrocinadores" y les han reprochado que con su actitud de denuncia el exhibicionista puede "cabrearse y atacar a más mujeres".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios