El Consistorio renueva la orden de prohibición de más bares en Betis

  • Medio Ambiente renueva la declaración de Zona Acústicamente Saturada, aunque los niveles de ruido han bajado

Comentarios 9

El Ayuntamiento de Sevilla aprobará en la sesión de hoy de junta de gobierno la renovación de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) en el entorno de la calle Betis, lo que prohibirá la apertura de nuevos bares o la realización de obras que no supongan una reducción de los niveles de ruido del establecimiento. Esta zona fue declarada ZAS originalmente hace tres años y el gobierno local ha decidido mantener esta misma calificación para el mismo periodo, según anunció ayer la delegada de Medio Ambiente, Encarnación Martínez.

Los técnicos de la Delegación han realizado en los últimos meses diversas mediciones para comprobar los niveles de ruido de este espacio comprendido entre las calles Betis, República Argentina, Pagés del Corro y San Jacinto y han comprobado que en estos tres años se ha reducido el nivel de ruido "pero no ha sido suficiente y todavía siguen por encima de los límites que marca la ordenanza", explicó la delegada.

Actualmente existen en la ciudad 13 espacios que tienen la calificación de Zona Acústicamente Saturada, que en muchos casos expira en este año -la declaración tiene una validez de tres años-. Por ello, el Ayuntamiento tiene previsto comenzar de inmediato las mediciones en las ZAS de Virgen de la Cinta, Salado-Virgen de las Huertas y Gavidia para comprobar si se mantienen los niveles de ruido o si, por el contrario, se han reducido hasta registros aceptables, en cuyo caso no se procedería a la renovación. A medio plazo también está previsto que comiencen los trabajos técnicos para la renovación de las zonas de la Alfalfa, Reina Mercedes y Viapol.

No obstante, Encarnación Martínez recordó que el Parlamento ha aprobado recientemente una ley que prohíbe la apertura de bares en inmuebles donde existan viviendas colindantes, por lo que al margen de las ZAS, "el gobierno de la ciudad no permitirá la apertura de más bares en estos edificios con viviendas". Las zonas acústicamente saturadas, de esta forma, tendrán efecto únicamente para los establecimientos que no están ubicados junto a viviendas.

La delegada anunció también que en breve comenzarán los trabajos previos del expediente para declarar la Alameda como zona ZAS, aunque por el momento ni siquiera especificó los plazos para efectuar las mediciones necesarias: "Ahora mismo tenemos a los técnicos centrados en la renovación de las ZAS pendientes", justificó. Tampoco aclaró la delegada si está previsto reducir las ZAS del Arenal para permitir nuevos bares en la avenida de Constitución; o en la Alfalfa, donde los primeros estudios revelan que el ruido se ha reducido considerablemente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios