Continúan los robos a plena luz del día en las antiguas naves de Renfe

  • Parte de la estructura del techo ha desaparecido esta semana

Comentarios 7

Los robos en las antiguas naves de Renfe en San Jerónimo han continuado a lo largo de toda la semana, después de que el pasado sábado uno de los ladrones fuera sorprendido por unos internautas que lo fotografiaron cuando se llevaba parte del techo de los edificios. Estos dos ciudadanos colgaron las imágenes en distintos foros y páginas web y denunciaron la inacción de la Policía, a la que habían llamado en varias ocasiones el pasado sábado para denunciar los robos sin que se hubiera presentado ningún agente.

Ayer, casi una semana después, uno de estos internautas volvió a captar con su cámara al presunto ladrón. En la imagenes que se reproduce en esta página, firmada por Arbolado Sevilla, el hombre se encuentra en un tejado de las naves, de donde ya el pasado fin de semana arrancó presuntamente a martillazos la uralita del techo. Su intención parece ser la de dejar al descubierto las vigas de hierro, para poder retirarlas y venderlas luego como chatarra. Luego utiliza una furgoneta, aparcada junto a las naves, para trasladar la carga hasta la chatarrería en la que se la compran.

De la cubierta de las naves cada día faltan más vigas, con lo que el peligro de derrumbe es patente. Además, la retirada no controlada de la uralita del techo puede desprender sustancias tóxicas al medio ambiente, puesto que este material contiene fibras de amianto. El peligro es mayor porque muy cerca de las naves hay un parque infantil que todavía no ha sido abierto. Atendiendo a las fotografías publicadas por Arbolado Sevilla en el portal de imágenes Picasa, todo apunta a que dentro de las naves existe un asentamiento en el que viven indigentes. Posiblemente la persona que lleva toda la semana robando el techo para convertirlo en chatarra viva en él.

No es la primera vez que estas naves se convierten en un refugio de indigentes. Ya a principios de año la Policía desalojó estos edificios, que formaban parte de un antiguo complejo ferroviario que databa de la segunda mitad del siglo XIX. El proyecto de Alfredo Sánchez Monteseirín para convertir estas antiguas naves en la Ciudad del Empleo fracasó, por lo que el recinto quedó de nuevo en el abandono. El nuevo alcalde, Juan Ignacio Zoido, prometió durante la campaña rehabilitar las naves para hacer un centro de artesanos y emprendedores, que fueran ellos mismos quienes se encargaran de remodelar el edificio a cambio de explotarlo luego. Sin embargo, el proyecto se encuentra todavía parado y las naves siguen abandonadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios