La Corona quiere salir el Viernes de Dolores para evitar las catenarias

Evitar las catenarias y salir en una fecha más inmediata al Domingo de Ramos. El Cristo de la Corona puede ser la próxima imagen que salga a las calles en la víspera inminente de la Semana Santa. La hermandad radicada en la Parroquia del Sagrario tiene la intención de trasladar a esta jornada el vía crucis con su imagen titular -único culto externo que organiza esta corporación-, con lo que retrasaría una semana la celebración de este culto público y se añadiría al grupo de hermandades que salen en procesión con sus titulares los días previos a la Semana Santa.

Para informar de esta decisión y de las gestiones realizadas hasta ahora, la junta de gobierno ha convocado a sus hermanos a un cabildo extraordinario que se celebrará esta noche tras la conclusión del quinario. El único punto de este cabildo es el referido "al informe sobre la dispensa solicitada por el cabildo de oficiales para la regla 76 de nuestra corporación". Dicho artículo es el que establece el día en que ha de efectuarse el vía crucis anual con el Cristo de la Corona por las calles de la feligresía, esto es, el viernes anterior al Domingo de Pasión, tal como se ha venido haciendo hasta ahora.

Aunque su hermano mayor, Alfonso Mateos, no ha querido avanzar el contenido de este informe, fuentes estrachemente vinculadas con la junta de gobierno han adelantado a Diario de Sevilla que en la dispensa se solicita el retraso de este culto al Viernes de Dolores. Además, dicho cambio de fecha tendría un carácter permanente, de manera que el último viernes de Cuaresma quedaría instituido para el vía crucis del Cristo de la Corona en años venideros.

La decisión para solicitar este cambio estaría motivada por el corto plazo de tiempo que se ha dado el propio Ayuntamiento para desmontar las catenarias instaladas desde la Plaza Nueva al Archivo de Indias, y que no iría más allá de diez días antes del Domingo de Ramos. Este hecho podría justificar el retraso en la fecha tradicional del vía crucis, ya que para entonces la hermandad contaría con muchas posibilidades de encontrarse con un bosque de cables y catenarias a la salida de la parroquia del Sagrario.

Es de sobra conocido el deseo de la hermandad de realizar estación de penitencia a la Catedral, algo que ya solicitó hace dos años y que originó algún que otro comentario por parte de la mitra hispalense, ya que cuando fueron aprobadas sus reglas como corporación de penitencia el único culto externo que se contemplaba entonces era el vía crucis que celebra cada año.

Un acto que desde entonces ha ido adquiriendo características propias de una procesión. Su recorrido original se ha visto ampliado en dos ocasiones llegando al Arenal y a la Plaza Nueva. A ello se une el cambio de unas parihuelas por un paso para portar la imagen del Cristo de la Corona, y ahora, el celebrarlo en los días previos a la Semana Santa.

De ser concedida la dispensa el Viernes de Dolores contaría con cuatro hermandades que salen con sus titulares. Tres de ellas -Dulce Nombre de Bellavista, La Misión y Padre-Pío Palmete- lo harían acompañadas de nazarenos , mientras que Pasión y Muerte y la del Cristo de la Corona lo harían sólo con sus imágenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios