Crece la venta de viviendas en Sevilla

  • Los notarios celebran la subida del 13%

  • En la Alameda las parejas gays compran más

El registro de la propiedad demuestra que la compra-venta de pisos está aumentando en Sevilla, aunque sea a niveles aún discretos, de un 13,89% si comparamos los datos del primer semestre de 2017 con los de este periodo del año anterior. El Colegio de Notarios lo corrobora y lo celebra. "Es esperanzador para todos este crecimiento: para los clientes, para los inversores, para la economía y para los notarios, porque hemos pasado una etapa bastante regular", explica su decano José Luis Lledó.

El perfil mayoritario de estas transacciones es el siguiente: pisos de segunda mano adquiridos por parejas jóvenes que pueden pagarlos con sus dos nóminas para afrontar el crédito bancario de esta su primera vivienda a un tipo de interés teóricamente aceptable.

El Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria considera que los bancos están abriendo la mano demasiado en los créditos ofreciendo lo que no deben.

En el centro, la Alameda es una de las zonas más demandadas por los compradores. A los precios que están los pisos los que pueden cerrar operaciones son en su mayoría parejas gays con poder adquisitivo medio-alto, según las inmobiliarias consultadas. "Son exigentes y se dejan asesorar por los profesionales", explica Miguel Ángel Castro, de Pórtico Inmobiliaria, quien destaca que este barrio se ha hecho atractivo por su rejuvenecimiento y se ha revalorizado por la amplia oferta de ocio y restauración, y equipamientos que ofrece, y para las parejas con hijos es atractivo el bulevar central donde los niños pueden jugar.

Las inmobiliarias de la zona están enviando escritos a las comunidades de vecinos en las que les informan de que sus bancos de datos revelan que hay "numerosos pedidos para la adquisición de inmuebles" en este barrio, por lo que se ofrecen a valorar gratis el inmueble en caso de que algún vecino o conocido quiera vender o comprar.

En la calle Feria, la inmobiliaria Italyca, especializada en el centro y con 13 años de experiencia, admite que la Alameda se ha puesto de moda para la comunidad gay y calcula puede suponer un 30% del total de las ventas que se cierran.

El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria califica la transformación de la Alameda de "barrio marginal" a "un barrio de primera" por esa reurbanización donde los niños pueden jugar sin peligro de tráfico, y por la abundancia de equipamiento. "Ha pasado a ser una zona muy demandada en venta y alquiler por todos los colectivos".

Italyca añade que hay mucha demanda de viviendas en la Alameda y su entorno de familias con hijos que necesitan pisos grandes con varios dormitorios, si bien no cierran las operaciones porque no pueden pagar el precio.

Y opina que en segunda mano los propietarios tienen una falsa expectativa de que los precios han subido o van a subir mucho, cuando los precios de la vivienda en Sevilla están muy estables desde hace mucho tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios