Críticos y 'vieristas' consensuarán una única lista para el congreso de Griñán

  • La presentación de dos o más propuestas distintas de delegados podría darse en las asambleas de las agrupaciones de la capital, como sucedió hace dos años

Comentarios 3

No es el momento para nuevas pugnas, sino para forzar gestos de adhesión inquebrantable a Griñán que después podrían tener su correspondencia no sólo en lograr más cuota de presencia -y de poder de decisión- en la formación de la nueva Ejecutiva Regional, del grupo parlamentario socialista y de una hipotética remodelación de Gobierno andaluz, sino en la carrera por la designación del candidato a alcalde de Sevilla, que se situará en primera línea de salida tras la conclusión del proceso que renovará la dirección del PSOE-A. Ni los críticos alineados con Monteseirín y Celis, ni los oficialistas adscritos a la línea marcada por Viera y Susana Díaz pretenden que ni las asambleas en las agrupaciones socialistas de la capital ni la elección de delegados en el Congreso Extraordinario Provincial sean un problema para Griñán. "Sevilla no puede dar la nota", refieren los militantes del partido a sabiendas de la importancia que la provincia tendrá en el congreso que elegirá al futuro secretario del PSOE-A, ya que aportará el 25% de todos los delegados andaluces.

Tanto críticos como vieristas han alardeado públicamente de dar su apoyo y respaldo a Griñán, por lo que en ambas familias se da por sentado que habrá una agenda oficiosa de reuniones paralela al cronograma oficial para encarar las asambleas de las 11 agrupaciones hispalenses con una única lista pactada. Ése es el deseo, pero las bases también dan por sentado que donde menos se pueden disimular las diferencias es, precisamente, en el escalón más bajo del organigrama.

Sucedió así en 2008, en la elección de delegados para el congreso regional y provincial que convocó el PSOE, proceso que partió de las asambleas de las agrupaciones que, en el caso de Sevilla capital, enfrentó a dos e incluso tres propuestas distintas de delegados por zona. Críticos, oficialistas y caballistas se batieron en primera instancia para elegir a sus delegados para el congreso extraordinario provincial, escalón en el que ya todas las secciones del socialismo sevillano sellaron la paz y firmaron una lista de consenso que luego remitieron al regional. Era la nómina decidida por Viera, pero con incorporaciones como la de Monteseirín, Gómez de Celis, Demetrio Pérez... "Si entonces no hubo enfrentamiento entre críticos y oficialistas por remitir a más delegados de cada facción al regional, no lo habrá ahora, cuando nadie le quiere toser a Griñán", advierten en las filas socialistas.

Las agrupaciones son otro cantar. Los críticos controlan siete -Macarena, Cerro-Amate, Bellavista, Sur, Nervión, Miraflores y Pino-Montano- por las cuatro que dirigen los vieristas -Triana, Centro, Este-Torreblanca y San Jerónimo-, y en ese escenario hay margen para que cada minifundio pueda forzar una mayor presencia de los suyos en el órgano que después cribará los delegados. Sólo con obtener el 20% del respaldo en las asambleas, la lista propuesta tendrá cabida en el congreso en la proporción de delegados por militantes que decida previamente el partido. El Congreso Extraordinario del PSOE de Sevilla reunirá a alrededor de 400 delegados salidos de las 115 agrupaciones de la provincia, los mismos que deberán votar la lista de consenso que remitirá a 160 delegados al Congreso de Griñán. ¿Qué nombres estarán en esa nómina? Los que previamente hayan pactado los cabezas visibles de cada corriente, Monteseirín y Celis, de un lado, y Viera y Susana Díaz, de otro.

A partir de ahí, muchos coinciden en que la "gran lectura" habrá que hacerla cuando Griñán componga la nueva Ejecutiva regional. En ese estadio, hace dos años, fue cuando críticos y vieristas reeditaron su peculiar pulso de poder. Emilio Carrillo, el entonces delfín de Viera en las filas municipales, lograba un asiento en el órgano rector del partido a nivel regional. En un peldaño más bajo, la Ejecutiva provincial dijo adiós a Gómez de Celis, que se vio apeado del poder orgánico en favor de, entre otros, Alberto Moriña, Javier Fernández y un recuperado para la causa Carmelo Gómez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios